Público
Público

Las enfermeras critican al gerente del Marañón

Tachan de "inmoral" que acuse a la ATS antes de finalizar la investigación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo General de Enfermería tachó ayer de 'inmorales e indecentes' las palabras del director gerente del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, Antonio Barba, que el lunes, apenas una hora después de que el bebé Rayan muriera, explicó a los medios de comunicación que la muerte se debió a un 'terrorífico error profesional'.

'Sólo se puede decir eso tras una investigación, cuando lo asegure de forma categórica un juez', criticó ayer el presidente de los colegios de Enfermería, Máximo González Jurado. Por esta razón, el Consejo General estudia emprender acciones legales contra el directivo del hospital.

El sindicato de Enfermería Satse también exige que Barba haga una 'contundente rectificación pública'. Satse denunció que Barba 'ha sometido no sólo a una compañera, sino al conjunto de la profesión, a un linchamiento público injusto'.

También la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, criticó que el gerente del Gregorio Marañón responsabilizara a la enfermera 'inmediatamente' y 'sin tener en cuenta el contexto' en que se produjo la negligencia.

La Organización Colegial de Enfermería también denunció que Rayan murió por 'consecuencias derivadas de una concatenación de circunstancias' y exigió que se depuren las responsabilidades, aunque evitó opinar si la cadena de errores puede alcanzar a los mandos políticos.

González Jurado aseguró que los problemas que el colectivo de Enfermería lleva años denunciando puede influir en los errores profesionales. A la falta de personal de enfermería (en Europa, hay nueve por cada 1.000 habitantes, frente a las 5,5 en España) hay que sumar la falta de especialización.

Hasta ahora, las enfermeras sólo se pueden formar en Salud Mental y como matronas. Por eso, una persona recién diplomada puede acabar trabajando a diferencia de los médicos, que están obligados a hacer el MIR en cualquier servicio al día siguiente de salir de la facultad. Además, González Jurado denunció que se hacen demasiados contratos temporales.

La enfermera que alimentó a Rayan por la vía equivocada tenía un contrato temporal y era su primer día en la unidad de Neonatos del Hospital. Sin referirse directamente a este hecho, González Jurado aseguró que en Neonatos sólo deberían trabajar enfermeras experimentadas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, volvió a repetir que velará para que no se repitan casos como el de Rayan. El consejero de Sanidad, Juan José Güemes, anunció que todas las Unidades de Cuidados Intensivos de la región contarán con un sistema de distinción de vías.

Este dispositivo impide que se administre un alimento o un fármaco por la vía errónea, como ocurrió el domingo pasado con Rayan. Países como Reino Unido y Francia ya cuentan con dispositivos de seguridad de este tipo.