Público
Público

Enfermos terminales que se refugian en fe buscan prolongar vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los enfermos terminales que sonprofundamente religiosos a menudo reciben un tratamientoagresivo para su enfermedad en sus últimos días, aunque loscuidados paliativos podrían ser más adecuados para ellos,dijeron recientemente investigadores.

La observación de 345 pacientes con cáncer descubrió quelos que confían en la religión para sobrellevar mejor laenfermedad eran más proclives a recibir tratamientos paraprolongar la vida en sus últimas semanas, que aquellos con unnivel más bajo de fe, dijeron la doctora Andrea Phelps y suscolegas en el Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston ydel Dana-Farber Cancer Institute.

Los pacientes eran consultados al comienzo del estudiosobre cuánto confiaban en la religión para poder sobrellevar laenfermedad. Algunos dijeron que lo hacían moderadamente,mientras que otros, dijeron que era la cosa más importante quelos hacía continuar. Más de la mitad dijeron que rezaban,meditaban o estudiaban religión por lo menos una vez al día.

Entre la fe de aquellos involucrados en el estudio estabanla católica, protestante sin especificar, bautista y "otras".

Las medidas para prolongas la vida pueden incluir laresucitación y la utilización de un ventilador mecánico parapoder respirar que puede agregar más costos al cuidado de losdías finales de un paciente.

"Es importante ver cómo los factores religiosos en lasdecisiones extremadamente difíciles confrontan a los pacientesmientras el cáncer avanza y la muerte parece inminente", dijoPhelps. "Más allá de acudir a los doctores para consejos, lospacientes buscan a Dios para que los guíe en los momentos decrisis", agregó.

Lidiar con la enfermedad a través de la religión puede enteoría darle a los pacientes un sentido de significado,consuelo y control.

Pero los cuidados agresivos al final de la vida puede serdifíciles para los pacientes y para quienes los otorgan y"podrían representar un resultado negativo para los que lidianreligiosamente (con la enfermedad)", escribió el equipo en elestudio publicado en el Journal of the American MedicalAssociation.

El reverendo Percy McCray, director de cuidado espiritual yservicios sociales para el Cancer Treatment Centers of America,dijo que las personas de fe y sus familias "tienden a quererextender su tratamiento y cuidado todo el tiempo que seaposible porque a menudo intentan entregar a Dios la oportunidadde hacer un milagro".

"Personalmente he visto a pacientes a los que les habíandado pronósticos sombríos y desalentadores superar y sobrevivirtales perspectivas y vivir muchos meses y años", dijo a Reutersa través de un correo electrónico.