Público
Público

ENFOQUE-¿Biopsia sanguínea para llevar cáncer al tubo de ensayo?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Investigadores están ultimando detallesde dispositivos altamente sensibles que atrapan porciones decáncer en la sangre y ofrecen una "biopsia líquida" que daría amédicos y farmacéuticas una mejor manera de determinar si lasmedicinas contra la enfermedad funcionan.

Hace mucho que los científicos saben que las célulascancerosas pueden desprenderse del tumor principal y circularen la sangre, pero éstas son tan escasas y frágiles que hansido difíciles de atrapar y estudiar de forma significativa.

Johnson & Johnson cuenta con el único análisis aprobado enel mercado estadounidense, pero los investigadores dicen que suutilidad es limitada porque sólo captura unas pocas células.

Por ello, varios equipos regresaron a la etapa de diseño yestán cerca de desarrollar análisis más sensibles. Sifuncionan, podrían dar lugar a una nueva era de tratamientospersonalizados para el cáncer en los cuales los doctores usancélulas cancerosas de la sangre de un paciente para conducir eltratamiento.

"Una vez que tienes estas células, tienes el mismo cáncerque estás tratando de atacar en la palma de tu mano. Puedesempezar a dirigir la terapia desde el tubo de ensayo", dijo eldoctor Bob McCormack de la unidad Veridex de J&J.

Hasta ahora, hay unas 25 compañías tecnológicas diferentescompiten por desarrollar análisis, que van desde pequeñoslaboratorios a grandes corporaciones.

Los investigadores creen que un análisis mejorado podríavaler miles de millones.

"El enorme interés es que esto es sangre. No se trata demeter una aguja en un órgano", dijo la doctora Minetta Liu delHospital de la Georgetown University en Washington.

La mayoría de los análisis de las células tumorales quecirculan por la sangre buscan células epiteliales, queconforman las capas externas de los órganos. Estas células nopertenecen a la sangre, pero se encuentran allí en el 85 al 90por ciento de los cánceres.

"La suposición es que estas células circulantes son lasmismas células que matan", dijo el doctor Mehmet Toner, uningeniero biomédico del Hospital General de Massachusetts y dela Escuela de Medicina de Harvard.

DE MAL LETAL A CRONICO

Si pueden ser detectados en la sangre antes de que ataquenun nuevo órgano en el cuerpo, los doctores podrían ser capacesde impedir que se propaguen, convirtiendo un cáncer letal comoel de pulmón en una enfermedad crónica.

"Eso realmente podría poner todo el campo del cáncer pataspara arriba", señaló Toner en una entrevista telefónica.

Su equipo publicó el mes pasado un estudio que mostraba quesu nuevo chip de silicona detectó más del 90 por ciento de lascélulas cancerosas que el equipo había añadido a las muestrasde sangre.

El dispositivo, una versión mejorada de un chipdesarrollado en el 2007, tiene puntos microscópicos cubiertoscon anticuerpos que funcionan como adhesivo para atrapar lascélulas epiteliales pero no las células sanguíneas.

"Con la tecnología actual, uno puede encontrar una célulaen un tubo de sangre de 8 milímetros. Uno encuentra cientos omiles de células en la misma cantidad de sangre," dijo Toner.

Una vez atrapado, los científicos pueden realizar cualquiernúmero de análisis para ver qué tipo de cáncer es y cuálesserían las mejores medicinas para atacarlo.

En lugar de capturar las células, científicos del Institutode Investigación Scripps en California están usando imágenesdigitales y computadoras de alta tecnología para contar ycaracterizar las células.

"Empezamos a pensar en esto desde el otro extremo delespectro", dijo el doctor Peter Kuhn en una entrevistatelefónica.

Con este enfoque, los investigadores disponen una sola capade células sanguíneas sobre una lámina de vidrio y lasetiquetan con un marcador fluorescente que resalta las célulasepiteliales.

Usando un microscopio fluorescente, toman miles de imágenesdigitales, ocupando hasta 100 gigabytes de información con cadaprueba.

TODAVIA ESCEPTICOS

El grupo de Kuhn trabaja junto al equipo informático dealto desempeño de Microsoft para manejar los datos y le haotorgado la licencia a Epic Sciences de California.

Hasta ahora, las compañías farmacéuticas están interesadasen el potencial de los nuevos análisis, pero siguen mostrándoseescépticas, dice David Shalinksy, quien ayuda a evaluar lasnuevas tecnologías contra el cáncer del gigante Pfizer Inc.

Parte de ese escepticismo proviene de la falta desensibilidad del análisis de Veridex, que no ha logrado cumplirla promesa de ser una herramienta útil de investigación enmateria de medicamentos.

Pero Shalinsky, cuya compañía está asesorando a EpicSciences sobre cómo validar el análisis, también se sientealentado.

"El concepto de biopsia líquida es atractivo. Eso podríaconstituir un sustituto de lo que está ocurriendo en el tumor(...) nos daría la confirmación de que estamos dando en elblanco", dijo en una entrevista telefónica.

En el laboratorio de Harvard, la mayoría de los ensayos hansido realizados en cánceres de pulmón y de próstata, pero Tonerdijo que también han trabajado con cáncer de mama, páncreas ycerebro.

Toner es parte de un denominado "equipo de estrellas"fundado por el grupo de la industria del entretenimiento StandUp to Cancer, destinado a acelerar los descubrimientos en elcampo.

El experto espera tener un sistema listo para ser puesto aprueba en laboratorios asociados el año que viene. Toner quiereentender bien la parte científica antes de otorgar la licencia,pero piensa que el chip podría estar en el mercado dentro detres a cinco años.

Al equipo de Scripps puede tomarle más tiempo. Kuhnatribuye a Veridex haber impulsado el campo, pero quiere ser élquien lleve la tecnología al próximo nivel, posibilitando dar alos doctores una inmediata biopsia del cáncer cada vez que unpaciente llega al consultorio.

"Esto cambiará el modo en que atendemos a cada paciente concáncer", dijo Kuhn.

DISPLAY CONNECTORS, SL.