Público
Público

ENFOQUE-Médicos cubanos, vitales en batalla ante cólera en Haití

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No envían comunicados deprensa, no tienen relacionistas públicos y sus contactos no sonmuy publicitados por el enorme operativo humanitario contra laepidemia de cólera en Haití.

Pero cuando Naciones Unidas pide más médicos y enfermeraspara combatir la enfermedad que está causando la muerte adecenas de personas todos los días en Haití, sus funcionariosacuden primero a la brigada médica cubana.

Con una tradición de servicios en las naciones más pobres yolvidadas del planeta, los cubanos son una importante fuerza devanguardia en el esfuerzo multinacional contra la epidemia queha matado desde mediados de octubre al menos a 2.000 personasen Haití, y probablemente más.

Mientras muchos trabajadores extranjeros de ayudahumanitaria se concentran en la capital haitiana, donde más de1,3 millones de sobrevivientes del terremoto del 12 de eneroestán hacinados en campamentos, los médicos cubanos estánatendiendo a víctimas del cólera en aldeas rurales de difícilacceso.

Un equipo liderado por cubanos llegó esta semana hasta unode esos asentamientos, la empobrecida aldea montañosa dePlateau en el departamento de Artibonite devastado por elcólera, donde montaron un centro de tratamiento de emergenciaen los bancos de una iglesia protestante.

"Nosotros no buscamos publicidad. Buscamos al pueblo", dijoa Reuters el coordinador de la Brigada Médica Cubana en Haití,Lorenzo Somarriba, en el cuartel general del contingente en unsuburbio de Puerto Príncipe.

"Los médicos cubanos están trabajando en los sitios másdifíciles. Nuestra política es de concentrarnos en los lugaresfuera de la capital", añadió, un hecho reconocido tanto por lasautoridades sanitarias haitianas como extranjeras.

FUERZA SOBRE EL TERRENO

En la mesa hay una pequeña bandera cubana. En las paredeshay fotos del ex presidente Fidel Castro y el guerrilleroargentino Ernesto "Che" Guevara, médico de profesión.

Plateau es el centro de asistencia a las víctimas delcólera número 39 montado y operado por médicos cubanos en laintimidante geografía de Haití, desde la costa hasta lasmontañas desnudas de vegetación en el interior, dondecampesinos pobres y analfabetos son víctimas de una mortalenfermedad desconocida para ellos.

Los lugares son cuidadosamente marcados en un mapa de Haitíen el cuartel general de la brigada y Somarriba, que esviceministro de Salud en Cuba, cita cifras y estadísticas comosi fuera un general dirigiendo a sus tropas en una campañamilitar.

La brigada dirigida por los cubanos en Haití tiene 908personas, dijo Somarriba. Incluye a personal formado en Cuba de19 naciones, la mayoría de América Latina, el Caribe y Africaque trabajan bajo la bandera cubana.

Es el mayor contingente médico extranjero desplegado enHaití y trata a entre 30 y 40 por ciento de los pacientes decólera en la nación.

Se trata principalmente de médicos y enfermeras, peroincluye también técnicos y expertos en logística. Tienenalmacenes, una flota de camiones y aviones que llevansuministros y personal desde la isla de Gobierno comunista.

La escala, la organización y la experiencia de esta brigadaconvierten a Cuba en país al que las autoridades haitianas ysus socios en el esfuerzo humanitario recurren cuando tienenque reforzar la trabajosa respuesta a la epidemia.

"Ellos (los cubanos) están disponibles, están entrenados,tienen recursos en el lugar", dijo Nyka Alexander, portavoz dela Organización Mundial de la Salud (OMS) en Haití.

"Conocemos el terreno. Tenemos gente que habla creole y elpueblo nos conoce", dijo Somarriba, aludiendo a la presencia dela brigada médica cubana desde hace 12 años en Haití. Elpersonal médico cubano llegó por primera vez a Haití paraasistir a las víctimas del huracán George en 1998.

Valerie Amos, la principal funcionaria humanitaria de laONU, dijo durante una visita a Haití el mes pasado que parafrenar la tasa de mortalidad de la epidemia el país necesitaríaaumentar urgentemente el número de médicos extranjeros. Laespecialista habló de al menos 100 médicos más y 1.000enfermeras más.

El Gobierno británico dijo que financiaría el envio de 115médicos, 920 enfermeras y 740 asistentes de la región paramontar 12 centros de tratamiento y 60 unidades en Haití.

EL PRIMERO EN RESPONDER

Funcionarios de la ONU dicen que Cuba fue la primera naciónen ofrecer más personal.

"Hay un llamado a todo el mundo pero la primera respuestaes de los cubanos. Ellos van a mandar 300 médicos adicionales",dijo a Reuters el jefe de la misión de la ONU en Haití, EdmondMulet.

Somarriba dijo que los refuerzos médicos cubanos estaban yalistos en La Habana y volarían a Haití.

El médico dijo que además de sus propios recursos, labrigada cubana ha estado recibiendo contribucionessignificativas de la Organización Panamericana de la Salud y laOMS, la agencia para la infancia UNICEF y el Programa Mundialde la Alimentación.

Cuba también ha estado trabajando desde el 2007 con sualiado socialista y productor de petróleo Venezuela para crearuna red nacional de salud en Haití.

La Habana ya ayudó a Haití tras el devastador terremoto deenero con una misión que llegó a tener 1.700 integrantes enmarzo pasado.

Somarriba dijo que los médicos y enfermeras cubanas que yase encontraban en Haití trataron los primeros casos de laepidemia de cólera el 15 de octubre en Mirebalais, en eldepartamento Centre, haciendo sonar la alarma sobre casos dediarrea severa que fueron confirmados como cólera.

En los centros administrados por la brigada cubana fallecenmenos personas por culpa del cólera, dijo Somarriba. La tasa demortalidad era de menos del 1 por ciento, contra un promedionacional de 3,5 por ciento.

Añadió: "Debemos evitar la competencia, la comparación.Debemos todos ayudar únicamente (...) ayudar a Haití y a todaslas Américas por el riesgo de propagación que esto tiene".

Puede que no tengan el alcance de relaciones públicas demuchas agencias internacionales de ayuda humanitaria, pero loscubanos tienen un poderoso apoyo del ex presidente FidelCastro, que ha relatado sus logros en columnas publicadas ensitios web oficiales.

"Haití debe ser además reconstruido desde sus cimientos,con la ayuda y la cooperación de todos", escribió Castro.