Público
Público

ENFOQUE-El peligro de las terapias con células madre en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Tan Ee Lyn

El gerente de hotel Hong Chun teníaproblemas para usar sus palitos luego de un ACV leve y buscótratamiento en un hospital de Shanghái donde doctores leinyectaron en su médula espinal y nalgas lo que según dijeroneran células madre donadas, relataron su primo y su padre.

Al dejar el hospital al día siguiente, Hong, de 27 años, seenfermó tanto que tuvo que ser bajado del tren y llevado a otrohospital. Pero los doctores no pudieron salvarlo y se lediagnosticó muerte cerebral. Hong murió un mes más tarde.

Desesperados por ayuda, pacientes con males incurables seestán internando en hospitales de China para recibir "terapiascon células madre", pero expertos dicen que esos tratamientosestán respaldados por poca o ninguna evidencia científica y enel mejor de los casos son experimentales.

Algunos de estos casos involucran a grandes hospitalesgenerales en los que los pacientes pagan miles e inclusodecenas de miles de dólares para recibir tratamientos que sonpromocionados en internet.

Los pacientes se retiran con poca o ninguna mejoría yalgunos de ellos han muerto, según pacientes, doctores yparientes de pacientes que hablaron con Reuters.

Por el tratamiento, Hong pagó 30.000 yuanes (uno 4.800dólares) al Hospital 455 PLA del ejército chino en Shanghái elaño pasado, según recibos del hospital a los que Reuters tuvoacceso.

Su padre, Hong Gensho, viajó a Shanghái para buscar unaexplicación. Pero los administradores del hospital le dijeronque su hijo no había muerto allí, le pagaron 80.000 yuanes y ledijeron que no siguiera indagando en el asunto.

"Me siento pésimo, es como si mi hijo valiera sólo 80.000yuanes. No se trata de dinero. Nuestros derechos humanos ynuestro lugar en la sociedad no son respetados. Estoydevastado. Si él no hubiese buscado tratamiento, no habríamuerto", dijo el anciano Hong, de 61 años.

"Nadie puede devolverme a mi hijo, pero la gente debe sabersobre estas terapias con células madre y nadie debe serengañado", dijo Hong.

FALTA DE EVIDENCIA CIENTIFICA

Los expertos están alertando sobre pacientes que sepresentan en clínicas y hospitales de China, México, India,Turquía, Rusia y otros países en busca de terapias con célulasmadre que no han sido sometidas a ensayos clínicos y que noestán reconocidas como tratamientos estandarizados.

Los pacientes a menudo pagan tarifas de 20.000 dólares omás por esas terapias luego de agotar los tratamientosconvencionales.

"El turismo de células madre es considerado éticamenteproblemático porque los pacientes reciben terapias noverificadas de fuentes no confiables", escribieron DavidResnik, del Instituto Nacional de Ciencias de la SaludAmbiental de Estados Unidos, y Zubin Master, de la Universidadde Alberta en Canadá, en un trabajo publicado en la revistaEuropean Molecular Biology Organisation.

Reflejando las mismas preocupaciones, el doctor GeorgeDaley del Instituto de Harvard de Células Madre y de la Escuelade Medicina de Harvard dijo estar colmado de inquietudes depacientes que le preguntan sobre terapias en China y Brasilpara enfermedades como el Alzheimer y lesiones medulares.

"Estoy hablando de los tratamientos menos legítimos, que nohan pasado por ensayos clínicos pero que son terapiascomercializadas directamente (...) Realmente no tenemos idea decómo usar células madre para estos tratamientos", dijo Daley aReuters.

Cuando fue contactado por Reuters, el director del hospital455 PLA, quien se negó a ser identificado, dijo: "Siempre haybuenos y malos resultados. Ninguna terapia puede garantizarlesel éxito a todos".

"Además, no existe mejor alternativa. Con respecto a lamuerte de pacientes, todas las muertes deben ser investigadas.¿Qué causó la muerte? Si nuestro tratamiento causó la muerte,los parientes del paciente pueden buscar reparación. Si setrata de una muerte por edad avanzada y enfermedad, entonces notengo nada para decir", añadió.

Por su parte, el Ministerio de Salud de China no respondióa las preguntas formuladas por Reuters sobre terapias concélulas madre ofrecidas en el país.

VICTIMAS AFRONTAN LA MUERTE

Sufriendo una avanzada cirrosis hepática causada por unainfección del virus de la hepatitis B, a Fan Hongkun lehicieron creer que su cuerpo espontáneamente generaría unhígado saludable una vez que recibiera el trasplante de célulasmadre.

"Vimos el tratamiento promocionado en internet y hablamoscon el doctor por teléfono. Dijo que las células madre erancomo semillas, después de ser insertadas en un hígado, estascrecen, se dividen y se propagan y finalmente forman un hígadosaludable", declaró el hijo de Fan, Zhou Junjie.

Fan, de 63 años, se sintió tan convencida que ella mismafue al Hospital General Militar de Pekín, cuyo sitio webtodavía incluye información sobre las terapias con célulasmadre que ofrece.

"Mi madre dijo que el PLA (el ejército chino) no mentía.Ese es el motivo por el que ella confío en el hospital", afirmóZhou.

Los doctores suspendieron su tratamiento a base delamivudina durante cuatro semanas "para prepararla para laterapia con células madre". Pero la mujer quedó en coma antesde que los doctores pudieran tratarla.

Comercializada bajo el nombre Epivir por GlaxoSmithKlinePlc, la lamivudina minimiza el daño hepático impidiendo que elvirus de la hepatitis B se reproduzca.

La familia de Fan se enteró luego por otros doctores de quela mujer sufrió un repentino aumento del virus al dejar derecibir el medicamento, por lo cual quedó en coma y murió.

Según documentos a los que Reuters tuvo acceso, su familiademandó al hospital, pero el caso fue desestimado por una cortechina.

Cuando fue contactado, un doctor en el hospital, quien senegó a ser identificado, dijo que el proceso de trasplante decélulas madre al hígado de un paciente sólo toma un día.

"Extraemos las células de la médula ósea del paciente yaislamos a las células madre, que luego son insertadas en elhígado. Extraemos células de la médula ósea por la mañana y porla tarde las inyectamos en el hígado. Sí, todo lo que toma esun día. Muy rápido", afirmó el doctor.

La publicidad de estos tratamientos sigue estando en elsitio web del hospital.

En Irlanda, muchos pacientes han regresado tras recibirtratamiento en el extranjero sin mejora alguna, pero estaspersonas están menos dispuestas a hablar.

"Nadie dirá abiertamente que ha sido engañado. Esto esprincipalmente porque muchos pacientes tienen seriaspreocupaciones sobre su salud en lo inmediato y necesitanconcentrarse en eso", dijo a Reuters Stephen Sullivan, directorcientífico de la Fundación Irlandesa de Células Madre.

"Los pacientes además se niegan a dar su versión, ya queestán avergonzados por gastar muchísimo dinero encontraposición a lo recomendado por sus doctores. Algunosafirmarán incluso experimentaron mejoras cuando no hay mejoraalguna", añadió.

POTENCIALMENTE PODEROSA

Investigadores creen que la medicina regenerativa será unaforma poderosa de terapias en el futuro.

Los tratamientos con células madre, las células maestras enel cuerpo que pueden crecer en cualquier tipo de célula otejido humano, están poco desarrollados.

Los científicos están explorando cómo usarlas para trataruna variedad de enfermedades y desórdenes, incluyendo cáncer,diabetes y numerosas lesiones.

Pero por ahora enfatizan en que sólo un tipo de terapia concélulas madre ha demostrado funcionar.

"Sólo los trasplantes de médula ósea para enfermedades comoleucemia y linfoma cuentan con sólidas evidencias y sonprocedimientos clínicos bien establecidos. Los otros no están aese nivel", dijo David Siu, profesor adjunto de la divisióncardiológica del Hospital Queen Mary de Hong Kong.

"Existen evidencias de que ciertas células madre puedentransformarse en nuevos tejidos pero ¿ofrecen acaso un efectoterapéutico? No contamos con esa evidencia aún. Algunas estánatravesando ensayos clínicos", añadió Siu.

Respecto de las condiciones destacadas en este artículo-invalidez por derrames y cirrosis hepática-, los expertosdicen que no hay tratamientos probados con células madre.

En su trabajo, Resnik y Master dijeron que si bien lamayoría de los países tenía normas que regulaban lasinvestigaciones sobre personas y malapraxis, estas no seaplicaban directamente a las terapias con células madre.

Cuando los médicos se topan con regímenes estrictos,simplemente pueden trasladarse a otros países con entornoslegales más permisivos.

Las terapias experimentales con células madre, no obstante,pueden ser legítimamente ofrecidas a los pacientes, pero éstasdeben ser realizadas dentro del marco de los ensayos clínicosque son aprobados por las juntas reguladoras que garantizan quese cumplan los estándares éticos.

"Cuando se ofrece una terapia experimental con célulasmadre, no se hace en una base ad-hoc sino dentro del marco deun ensayo clínico adecuado preparado con antelación. Debeseguir una metodología rigurosa: ¿cuáles son los riesgos y quépuede o no puede hacerse? Si los resultados son negativos,¿cuáles son las medidas de rescate y seguridad?", dijo Siu.

Sullivan exhortó a los pacientes a estar atentos a losengaños. Entre los signos sospechosos están el pedido deabultadas sumas de dinero por adelantado, no ser informadosobre los riesgos y recibir la oferta de atenciónpost-terapéutica.

Los pacientes deben ser informados sobre cómo serántratados, qué células madre son usadas y de dónde provienen. Nodeberían aceptar terapia alguna en base a rumores, o sin que eltratamiento esté validado al menos en parte por la evaluaciónde pares, aseveró.

Resnik y Master instaron a los científicos que trabajan concélulas madre, quienes tienen control de las líneas de célulasmadre, que ayuden a poner fin a estos engaños negando elmaterial a doctores o centros de salud si no pueden presentarla prueba de que están realizando un ensayo clínico genuino.

"Esto garantizaría que las células madre y otros materialessean usados en el curso de investigaciones biomédicasresponsables, un ensayo clínico legítimo o en innovacionesmédicas adecuadas", señalaron los autores.