Público
Público

ENFOQUE-Problemas Pekín reflejan presión por aumento poblacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Sui-Lee Wee y Michael Martina

Catorce años después de que Tongzhou, laciudad satélite planeada por Pekín, naciera de un pequeñopueblo con muchos campos dispersos, el lugar aún carece deescuelas decentes, hospitales y zonas de entretenimiento quelos residentes necesitan para considerarlo su hogar.

viven allí.

En cambio, se han mudado miles de obreros inmigrantes declase media de partes más pobres de China, quienes se enfrentana la falta de instalaciones y al embotellamiento cotidiano deautos en la autopista hacia Pekín, que ahora tiene unapoblación que casi triplica a la de Australia.

Lejos de ser una solución fácil para albergar la sideralpoblación de Pekín, Tongzhou y otros polos satelitales en lacapital generan nuevos dolores de cabeza a las autoridades.

"Todos los que se han mudado aquí desde el interior dePekín se arrepienten", afirmó un hombre de 52 años de apellidoWang que ha vivido en la zona de Tongzhou toda su vida.

"La gente no tiene fe en la educación y en los serviciosmédicos aquí, y la zona tampoco tiene suficientes comercios. Nose puede tener una carrera en Tongzhou, de modo que ocho decada 10 personas trabaja en el centro", comentó.

Las quejas de Wang ponen de relieve la difícil situación delos urbanistas de Pekín y sus pares de todo China, donde lavertiginosa urbanización llevará a que la población mundialalcance los 7.000 millones de personas a fin de este mes, segúncálculos de Naciones Unidas, y los 9.000 millones para 2050.

Pekín es una de las ciudades más pobladas del mundo, sibien los índices poblacionales varían mucho. Ha crecido en unos10 millones de personas en la última década, una tendencia quese refleja internacionalmente, particularmente en las nacionesen vías de desarrollo.

Ciudades en Africa, Asia y Sudamérica desbordan deinmigrantes que buscan mejores empleos o de granjeros que huyende las sequías, las inundaciones u otros desastres naturales.

En 1950 vivían en las ciudades 730 millones de personas.Para 2009 eran casi 3.500 millones y en cuatro décadasalcanzará los 6.300 millones, dijo el Departamento de AsuntosSociales y Económicos de la ONU en un informe de marzo 2010.

Para 2025 habrá 29 megaciudades a nivel global con 10millones de habitantes o más, según el informe, de las 21 quehabía hace dos años, ubicadas la mayoría en países en vías dedesarrollo.

Yang Weimin, viceministro de la Oficina del Grupo Principalde Finanzas y Asuntos Económicos, aseveró que las decenas demillones de inmigrantes rurales de China que agrandan laspoblaciones urbanas podrían tener "consecuencias negativas parael desarrollo".

"Las grandes ciudades se encuentran bajo grandes presiones,mientras que las ciudades más pequeñas y medianas carecen desuficientes industrias para proveer suficiente empleo", dijoYang, que ha tenido un rol importante en las políticasurbanísticas de China, en una Universidad Tsinghua en Pekín.

"Entonces, todos van a ciudades como Pekín, Shanghái yGuangzhou, y eso genera problemas", explicó, y agregó que elinflujo agravaba las disparidades en los servicios públicos,educación, atención médica y condiciones de vivienda.

CRECIMIENTO EXPLOSIVO

El crecimiento explosivo sobreexige los recursos einfraestructura y ubica a las megaciudades en curso de colisióncon el previsto incremento de inundaciones extremas, tormentasy aumento del nivel del mar producto del cambio climático, deacuerdo a Habitat ONU.

Para 2070, casi todas las 10 ciudades más expuestas ariesgos de inundaciones estarán en países pobres,particularmente en China, India y Tailandia.

Incluso en China, con su riqueza y amplio gasto eninfraestructura, algunos administradores de ciudades están enproblemas por seguirle el ritmo al crecimiento.

Este año será la primera vez que la mitad de los 1.340millones de habitantes de China serán clasificados comourbanos, lo que da cuenta de la enorme tarea a la que seenfrentan los legisladores para satisfacer la demanda deservicios de una ola cada vez mayor de inmigrantes.

Más de 100 millones de residentes de la China rural seasentarán en pueblos y ciudades en la próxima década, según unreciente informe del Gobierno.

Ciudades satelitales como Tongzhou fueron diseñadas paraaliviar la presión poblacional sobre Pekín. El Gobierno declaróen 1991 que construiría 14 de estos polos sobre las afueras dela capital.

Para el 2020 el Gobierno espera que los polos satelitalesalberguen a 5,7 millones de los 19,6 millones de residentesactuales, según el panel de Planeamiento Municipal de Pekín.

No obstante, los expertos en planeamiento urbano dicen quelos intentos graduales de China por reducir la densidadpoblacional con el traslado de las personas a ciudadessatelitales no están funcionando.

"Aunque la intención fue crear nuevos centros económicos yculturales, la mayoría de las ciudades satelitales siguendependiendo de Pekín y sólo se han convertido en barriosdormitorio", dijo Jeffrey Johnson, experto en megaciudadeschinas de la Universidad Columbia de Nueva York.

En Tongzhou, puñados de torres de departamentos, muchos deellas ocupadas por la mitad, pueblan los 33 kilómetros de laciudad desde el centro de Pekín. Inspiradas en las residenciaseuropeas, algunas de las fachadas de los departamentos tienencolumnas romanas y nombres como "Nueva Aldea".

"Vine aquí porque sólo podía costear los precios devivienda en esta parte de Pekín. Cuando compré mi departamentoen 2007, la zona a su alrededor estaba desolada. No hayentretenimiento, ni siquiera se puede ir al cine allí", dijo MaTeng, de 29 años.

AGLOMERACION RUMBO AL TRABAJO

Johnson dice que las ciudades satelitales deben serdesarrolladas lo suficientemente lejos del núcleo urbano comopara fomentar la independencia y desalentar los viajes diarioshasta el lugar de trabajo. Por ahora, eso no está sucediendo.

Un día de semana por la mañana en el metro Tiantongyuanbeide Pekín, un polo periférico a unos 21 kilómetros al norte delcentro de la ciudad, miles de trabajadores se apiñan cara acara en los vagones.

"Sí, es molesto, está atiborrado de gente. Pero también esnuestra mejor opción", dijo Zhang Yu, empleado de una compañíade maquillaje. Su trayecto de dos horas comenzó con una esperade 15 minutos para llegar a la puerta de la estación.

El crecimiento poblacional de las megaciudades de Chinasupera al aumento visto en las ciudades de tamaño más moderadodel país, según un informe de 2011 publicado por la AcademiaChina de Ciencias.

China tiene entre tres y siete megaciudades, dependiendo delos diferentes cálculos.

Para aliviar las presiones poblacionales, Pekín dijo queplanea trasladar a miles de residentes hacia fuera del centrode la ciudad, cerró escuelas para los hijos de los trabajadoresmigratorios y ordenó despejar las viviendas de bajo alquiler enrefugios subterráneos.

A nivel nacional, el Gobierno está fomentando también elcrecimiento de las ciudades del interior del país. Paraalojar la avalancha de habitantes urbanos del país, Chinatendrá que pavimentar 5.000 millones de metros cuadrados decarreteras, construir 5 millones de edificios, incluyendo50.000 rascacielos, y añadir hasta 170 sistemas de tránsitomasivo, según un informe de la consultora McKinsey & Co.

Debe hacerlo todo para 2025, agregó el informe, cuando elpaís tenga 221 ciudades con un millón o más de habitantes.

El Gobierno dice que planea inyectar 1.600 millones dedólares durante cinco años en Tongzhou para conectarla alaeropuerto internacional por autopista, y construir una ciudaduniversitaria y un hospital de niños, a fin de convertirla enun "polo magnético" para el desarrollo.

Pero puede que eso tome mucho más tiempo.

"Cualquier plan para descentralizar la población requierede una serie de políticas en conjunto. Si sólo tienes unapolítica poblacional sin una laboral, sin una política dedesarrollo industrial, educativo y sanitario, no funcionará",señaló Wang Jianguo, funcionario de desarrollo urbano del Bancode Desarrollo Asiático.

(1 dólar= 6,381 yuanes)