Publicado: 14.12.2013 21:09 |Actualizado: 14.12.2013 21:09

Enfrentamientos entre encapuchados y policías tras la concentración del 25-S

Hay al menos 7 detenidos y 23 personas heridas. Los antidisturbios realizaron cargas y lanzaron pelotas de goma. Varios jóvenes con el rostro cubierto rompieran el cristal de un vehículo policial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de jóvenes con el rostro cubierto mantuvieron esta tarde enfrentamientos con policías en las inmediaciones de la calle Atocha, en Madrid, después de la concentración convocada por el 25-S en la plaza de Neptuno para protestar contra la Ley Mordaza del Gobierno. Al menos hay siete personas detenidas y otras 23 han resultado heridas. De estas últimas, han requerido hospitalización siete (cuatro manifestantes y tres policías).

Los policías realizaron cargas y lanzamiento de pelotas de goma, mientras que los jovenes contestaban tirando botellas y petardos. Asimismo, rompieron los cristales de un vehículo de la Policía local.

Desde la concentración en Neptuno, parte de la manifestación se dirigió a Cibeles y de allí a la puerta del Sol, desde donde subieron por Carretas y llegaron hasta Atocha, para después volver a Sol. Los protagonistas de los incidentes iban en el grupo principal de la manifestación, usando capuchas o bragas para ocultar el rostro.

La protesta, que ha comenzado a las 19.00 horas con una concentración en Neptuno, derivó en la marcha improvisada por el centro de Madrid, que ha transcurrido de forma pacífica y sin incidentes hasta las 21.00 horas, cuando se han producido las primeras cargas policiales en la calle Atocha, a la altura de la calle San Sebastián, después de que, según Europa Press, un grupo de manifestantes haya comenzado a golpear un coche de la Policía Municipal, que ha terminado con la luna posterior rota.

En ese momento, los antidisturbios que seguían los pasos de los manifestantes desde Neptuno por el centro de Madrid han comenzado a cargar contra los asistentes allí concentrados, que a su vez han respondido con lanzamientos de botellas, procedentes la mayoría de ellas de un contenedor de vidrio cercano que ha sido volcado por algunos de los asistentes.

A raíz de los enfrentamientos, varias personas, tanto manifestantes como agentes de la Policía, han resultado heridas, si bien todavía no se conoce la cifra concreta de afectados.

Tras las cargas en la calle Atocha, los manifestantes se han dispersado en grupos por el centro de Madrid y han seguido cortando algunas calles como la Gran Vía o la calle Alcalá, por lo que no se descarta que sigan produciéndose enfrentamientos y cargas policiales en las inmediaciones del Congreso de los Diputados.

Según fuentes de Emergencias de Madrid citadas por Europa Press, el número de heridos se ha elevado a 23 personas, catorce de ellas policías "antidisturbios". La mayoría fueron atendidos por el Samur y presentaban heridas leves o muy leves como cortes, contusiones y torceduras, pero siete de ellos -cuatro manifestantes y tres policías- han sido llevados a centros hospitalarios.

Varios de los heridos han sido atendidos en un puesto médico avanzado instalado por Emergencias Madrid en la madrileña Glorieta de Atocha, junto a la Cuesta de Moyano.

En cuanto a los siete detenidos, entre ellos hay al menos una mujer. Aparte de las detenciones, se han producido 40 identificaciones policiales de manifestantes durante el transcurso de la concentración y la posterior marcha.