Público
Público

"¡Las enmiendas a la Constitución son vergonzosas, queremos elecciones libres!"

Al presidente ruso, Dimitri Medvédev, se le atraganta la conferencia del quinto aniversario de la Constitución rusa. Quiere ampliar su mandato a seis años modificando la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al presidente ruso, Dimitri Medvédev, le salen voces discordantes hasta en el propio Kremlin. Este viernes, mientras pronunciaba una conferencia por el quinto aniversario de la Constitución rusa, un hombre se levantó de su silla gritando '¡Las enmiendas a la Constitución son vergonzosas, necesitamos elecciones libres!'. El presidente no hizo caso y siguió hablando y cuando los guardas de seguridad se disponían a sacar al hombre de la sala, pidió que lo dejaran quedarse.

'No hay que llevarlo a ninguna parte, que se quede y escuche', dijo el presidente ruso. 'Hablando francamente, la Constitución fue aprobada para que cada quien tenga derecho a expresar su postura'. Bonita frase, tratándose de Rusia. Las palabras de Medvédev fueron recibidas con aplausos por los asistentes a la conferencia, según la agencia oficial Itar-Tass. Sin embargo, pese a las indicaciones del presidente, los miembros de los servicios de seguridad sacaron al hombre de la sala.

En sus quince años de vigencia, la Constitución rusa no ha sido sometida a enmienda alguna, pero actualmente se encuentra en marcha un proceso de aprobación de modificaciones constitucionales impulsadas por Medvédev. El jefe del Estado propuso ampliar de cuatro a seis años el período presidencial y de cuatro a cinco años la legislatura, así como establecer un informe anual del Gobierno ante la Duma del Estado o Cámara de Diputados.

La modificaciones promovidas por Medvédev ya fueron aprobadas por la Duma y el Consejo de la Federación, la Cámara Alta del Parlamento ruso, y deben ser aún ratificadas por las asambleas legislativas de al menos dos tercios de las repúblicas y regiones que integran la Federación de Rusia.