Público
Público

Enrique Iglesias: "¿El 15-M? No sé lo que es eso"

El cantante asegura en una entrevista que tocaría para el Papa "sin ningún problema"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Parece que eso de coger el periódico o navegar por Internet para ver 'qué ha pasado' es algo que no va con el hijo de Isabel Preysler y Julio Iglesias. Y es que el hecho de que le separe de su España natal un océano ha hecho que el joven no suela estar al tanto de lo que se cuece en su país y reconoce que no tiene ni la más remota idea de por qué la gente está indignada.

El artista ha dejado claro que el tema de la actualidad no es lo suyo. En una entrevista concedida a la Revista 40, ha opinado sobre todos los temas que están en el candelero: la piratería, la visita del papa... Y la situación social de España.

'¿El 15-M? No sé lo que es eso'. Con esta contestación, Enrique Iglesias pone en evidencia que está un poco desconectado, o más bien, bastante. El entrevistador trata de entrar por otro lado y le habla de los indignados. 'Sí, los indignados. En EEUU se llamó Spanish Revolution', explicaba el joven.

'Pero, ¿de verdad fue una revolución?'

Y dado que no sabía en qué consistía el movimiento, y dejando claro que no tenía opinión al respecto, el cantante no dudó en preguntar: 'Pero, ¿de verdad fue una revolución?'.

Su padre, Julio Iglesias, sí que dice conocer a los indignados y sus motivos: 'Me gusta (15-M) porque imagino que entre estos indignados habrá un 70% de verdad y un 30% de especulativo, de arrimada lógica al que gana. Me gustan las gentes indignadas porque hay motivos para estar indignados', declaró a Público.

El hijo de Julio Iglesias tampoco se quiso quedar sin opinar sobre la visita de Benedicto XVI. 'Tocaría [para el Papa] sin ningún problema. Cuando era un chaval, Juan Pablo II vino a Madrid, creo que en 1982. Fue un momento que me dejó marcado. Había miles de personas en los balcones', confesaba el artista.

A pesar de no estar al tanto sobre lo que pasa en España, Enrique ya está deseando volver para subirse a un escenario para presentar 'Euphoria', que ha conseguido ser el disco latino más vendido de 2010 en Estados Unidos y numerosos premios.