Público
Público

Enrique Vila-Matas abandona Anagrama

El autor firma con Seix-Barral su próxima novela y la recuperación de su fondo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuarenta años no son nada si no estás al día. Jorge Herralde, el editor de referencia de las editoriales independientes, deja escapar a su autor en castellano más reconocido. El fichaje de EnriqueVila-Matas por el grupo Planeta pone en una situación muy complicada a la edición entendida como un asunto familiar. Quizá demasiado familiar para los tiempos que corren.

Vila-Matas abandona la nave de Anagrama, su única casa durante décadas, para formar parte del catálogo de autores de Seix-Barral, según confirmaban ayer fuentes cercanas a esta editorial. Justo cuando la empresa de Jorge Herralde celebra los 40 años de existencia. Vila-Matas, uno de los autores españoles que suenan cada año como candidato al Nobel, se decanta por un gran grupo para tratar de acercarse a la cifra mítica de 100.000 lectores con cada nuevo título, algo inalcanzable en su actual situación editorial.

En su nueva novela, Dublinesca, la primera que saldrá en Seix-Barral, vuelve a contar con el componente metaliterario y humorístico propio, según las fuentes consultadas de la editorial, y sitúa la acción en el final de la era de Gutemberg y los inicios de la era digital. La novela aparecerá en marzo, confirmando uno de los arranques editoriales más fuertes de la nueva temporada y un bombazo literario que anuncia los nuevos tiempos digitales de la industria del libro, a la que muchos todavía se resisten.

Pero el escritor no ha desembarcado sólo con su nueva novela y la reedición de su fondo en Seix-Barral por una cifra importante pero insignificante para haberlo dejado marchar, sino que también ha firmado con Random House Mondadori la publicación de una selección de 14 de sus novelas, que empezarán a aparecer a partir de 2011. La jugada vaticina el cambio del paradigma editorial y de la fidelidad de los autores en España. Ahora las pequeñas no tienen todo el apoyo de sus autores sin pagar por ello.

Más allá del fichaje, el abandono de Vila-Matas supone la paulatina renuncia de un modelo más familiar que rentable. Justo en el momento en que el mercado exige nuevas fórmulas de negocio, los autores consagrados mueven ficha antes de que sea tarde. De esta manera, tras el reciente abandono de Javier Cercas de Tusquets, las apuestas de grandes autores en castellano por editoriales independientes se limitan a Álvaro Pombo, Rafael Chirbes y Belén Gopegui en Anagrama y al ambicioso proyecto galdosiano de Almudena Grandes en Tusquets. Lo cierto es que la apuesta editorial que tuvieron estos dos grupos independientes hace cuatro décadas por autores jóvenes desconocidios y prometedores parece haberse secado.

En Seix-Barral y en Randon House Mondadori han calificado a Vila-Matas como un novelista emblemático, un faro para las nuevas generaciones, una referencia en Latinoamérica y un autor popular descuidado.