Público
Público

«Cuando nos enteramos, no podíamos creer que fuese noruego»

Alexander Avloes Aalmo, empleado de una ONG, trabaja a 400 metros del lugar donde explotó la bomba en Oslo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alexander Avloes Aalmo es un empleado de una ONG, con sede en Oslo, que ayuda a veteranos de guerra en Noruega. Desde allí explica a Público: 'Cuando nos enteramos, yo no podía creer que el asesino fuera un noruego'.

'Éste es un país muy tranquilo y seguro y no nos esperábamos una amenaza de terrorismo interno como ésta. Aún estoy intentando atar cabos sobre lo que ha pasado; mi cuñado es buceador y ayer todavía estaba buscando a las víctimas en el lago que está junto a la isla', explica.

'Lo que le sucedió a este hombre[el asesino]; lo que pudo hacer que ejecutara un acto semejante es incomprensible para mí. Lo que sé es que no hay justificación alguna en atacar a niños inocentes. Éste es un país muy pequeño y esta tragedia nos afecta a todos', continúa Alexander, que trabaja en el centro de la capital noruega, a sólo 400 metros del lugar donde tuvo lugar la explosión de la bomba.

'No sé lo que me encontraré cuando llegue el lunes a mi oficina', se pregunta este noruego que, como el resto de sus compatriotas, aún está conmocionado por la masacre del viernes.