Público
Público

El entorno de Berlusconi pide explicaciones a Gianfranco Fini

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Políticos italianos cercanos a Silvio Berlusconi exigieron el miércoles a su principal aliado que explique sus comentarios acerca de que el primer ministro actúa como un "monarca absoluto" y que las acusaciones de la mafia en su contra son una "bomba atómica".

Gianfranco Fini, ex ministro de Asuntos Exteriores de Berlusconi y actual presidente de la Cámara Baja del Parlamento, ha sido tan crítico con los ataques del primer ministro al poder judicial y legislativo que a menudo parece ser el líder de la oposición.

"Nuestros votantes tienen derecho a saber de qué lado está Fini", dijo Maurizio Gasparri, jefe del partido gobernante Pueblo de la Libertad (PDL) en el Senado, mientras que el diario de la familia del primer ministro, Il Giornale, publicó una nota titulada: "Fini quiere enterrar a Berlusconi".

Fini, 16 años menor que Berlusconi, de 73, lideró el moderno sucesor del partido fascista de Benito Mussolini. Pero con el paso del tiempo ha moderado su postura: pese a que hace una década pedía la pena de muerte, ahora defiende los derechos de los homosexuales y la ciudadanía para los inmigrantes.

formado por la fusión del partido Forza Italia del premier y la Alianza Nacional de Fini -, ahora aparece cada vez más como un rival.

reveladas por un diario opositor el martes - en las que dijo que las acusaciones de un "pentito" (mafioso convertido en testigo) que vinculó a Berlusconi con los ataques de la Cosa Nostra en 1993 eran "una verdadera bomba atómica".

Berlusconi rechazó esta acusación como "infundada" y dijo que planea demandar a los diarios opositores que informaron de que está siendo investigado y que la mafia participa en su negocio.

El primer ministro, que se queja de que ha sido acechado por jueces tendenciosos desde que entró en política en 1994, fue privado de la inmunidad judicial en octubre, tras lo cual se reanudaron dos casos de corrupción en su contra.

Fini llamó a un programa de televisión el martes por la noche para aclarar que "Berlusconi no tiene nada que ver con la mafia".

Sin embargo, se negó a desmentir sus comentarios sobre el estilo autocrático del primer ministro, diciendo que Berlusconi "tiene el derecho de seguir gobernando porque recibió un amplio respaldo popular, pero debe respetar al Parlamento y a los cuerpos judiciales", agregó.