Público
Público

La entrada en Bani Walid podría retrasarse 24 horas, según los rebeldes libios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La entrada de las tropas rebeldes en la ciudad de Bani Walid, uno de los últimos bastiones gadafistas, podría retrasarse 24 horas más, sugirió hoy el mando de los alzados sobre el terreno.

Según diversos oficiales, el objetivo de los rebeldes es concluir las negociaciones y garantizar una entrada segura en la ciudad, sin un derramamiento innecesario de sangre.

Cientos de efectivos rebeldes se mantienen apostados desde hace días a las puertas de esta localidad situada a la entrada del gran desierto libio, cuna de la tribu Wafalla, una de las más grandes del país e integrada por clanes muy fieles al ex hombre fuerte de Libia, el coronel Muamar al Gadafi.

Algunas fuentes han apuntado que en su interior podría estar escondido el propio dictador o alguno de sus hijos, como Saadi o Saif al Islam.

La eventual caída de Bani Walid, uno de los vértices del triángulo de la resistencia junto a la ciudad de Sebha, en el desierto, y la costera de Sirte, es contemplada por el mando militar rebelde como el punto de inflexión definitivo para el fin del conflicto armado.

Los rebeldes esperan que, aunque finalmente en ella no se atrape al propio Gadafi o alguno de sus hijos, su rendición tenga un efecto dominó con el resto de bastiones rebeldes, en particular Sirte y Juhafra.