Público
Público

Entrega a Colombia del director de cine porno español resarciría a la joven, dice rector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La extradición a Colombia del director de cine porno español Pablo Lapiedra resarciría a la joven reclutada por esta industria cuando era menor de edad, dijo hoy a Efe Hernán Darío Quintana, rector del colegio en el que estudiaba en Medellín la joven.

Lapiedra, quien compareció este martes ante la Audiencia Nacional de España, alegó que desconocía que la joven que trabajó en sus producciones tuviera entonces solo 16 años, se declaró inocente y se opuso a ser entregado a Colombia, que pide su extradición.

Quintana, director del Instituto Javiera Londoño-Sevilla, propició que se investigara este caso cuando en 2008 algunos alumnos le alertaron de que una compañera actuaba en películas porno que se vendían por internet.

"La preocupación de nosotros (en referencia al instituto) es que Lapiedra debe ser extraditado porque queremos que las personas que cometen este tipo de delitos paguen y en este caso su entrega puede dar la recuperación de la menor en su plenitud, que es lo que quisiéramos ver", aseguró el rector.

A su juicio, la actitud del director de cine porno y sus cómplices, entre ellos una expareja que no ha sido aún localizada, "generó un trauma psicológico en la chica ofreciéndole cosas que no eran, la engañó y destruyó su vida para siempre".

Según Quintana, la participación de la joven en las cintas de Lapiedra sigue repercutiendo en su vida, pues "la apartó totalmente de los estudios", aunque no precisó en qué situación se encuentra en la actualidad.

"El anhelo de nosotros es que confiamos en que la Justicia española tiene en cuenta la situación y va a generar un juicio que va a beneficiar a la muchacha", afirmó.

Además, señaló que, según lo acreditan las investigaciones de las autoridades, la joven tenía sólo 16 años cuando fue contactada, lo que contradice la versión sostenida por Lapiedra y su defensa en la vista de extradición.

El abogado de Lapiedra, José Luis Fuertes, señaló que la joven tenía documentación que acreditaba que era mayor de edad y que ha reconocido que le fue entregada por un amigo, que la había falsificado previamente.

Argumentó asimismo que en este caso no se cumplen los requisitos fijados por el convenio de extradición entre ambos países, que autoriza la entrega de personas "refugiadas" en el Estado al que se hace la reclamación, ya que Lapiedra es ciudadano español y reside habitualmente en España.

También apuntó que las autoridades de Colombia no han remitido toda la documentación que les fue reclamada, lo que en su opinión demuestra su falta de interés por juzgar allí a Lapiedra, y solicitó que, en caso de que deba ser enjuiciado, lo sea en Barcelona, donde un juzgado ya sobreseyó una causa por estos hechos ante la falta de colaboración de la Justicia colombiana.

En este sentido, fuentes de la Fiscalía General de Colombia adelantaron a Efe que mañana harán un pronunciamiento que aclarará en qué punto se encuentran las gestiones de extradición de Lapiedra.

A finales de 2008 arrancó una colaboración entre la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía española, la Policía Nacional de Colombia e Interpol.

Esta operación concluyó con la detección de una red de prostitución de adolescentes colombianas que eran reclutados en las puertas del colegio, el cierre de las páginas de internet en las que se vendían las cintas y las capturas de tres actores y de Lapiedra, que se hizo efectiva el pasado marzo en la ciudad española de Barcelona.