Público
Público

El entrenador del Atlético cree que el "dulce" está muy lejos, pero la importancia es la misma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, destacó hoy la importancia del partido contra el Leverkusen en la Liga Europa, aunque el "dulce", en referencia a ganar el título, está "muy lejos", y recalcó que ser los campeones es "un orgullo" y hay que defenderlo con la "máxima prestación".

"Cuando inicio una competición, procuro recordarles (a los jugadores) que el dulce está muy lejos, pero que, a pesar de estar muy lejos, la importancia es la misma, incluso más. Hay que previsualizar lo vivido el año pasado para saber lo importante que puede llegar a ser para la afición, el club y los jugadores", dijo.

"Tenemos eso muy fresco y nos tiene que ayudar, pero para los jugadores entiendo que con tanto partido esto suponga ahora mismo una montaña mayor de lo que suponen otros partidos. Ahora bien, les pido desde aquí a nuestro mayor activo, que son, aparte de los jugadores, nuestros aficionados, que se mentalicen a ayudarnos tan bien como lo están haciendo, porque fueron muy importantes la temporada pasada y estoy convencido de que en el partido de mañana su arrancada potente de siempre nos va ayudar a un partido que nosotros deseamos", continuó en rueda de prensa.

"Necesitamos equilibrar esta competición, es la única que nos falta por equilibrar esta temporada, para confirmar que estamos en un gran momento. Pero necesitamos ganar, necesitamos nuestra prestación y que nos apoyen como siempre para hacer que esto sea un ambiente difícil para el rival", añadió.

Y consideró que el hecho de ser los vigentes campeones es una "presión muy positiva, en ningún caso puede ser negativa". "Defendemos un título que nos costó mucho y que tiene gran valor, teniendo en cuenta como ha cambiado el formato de la competición y que nivel tiene. No es una presión negativa, tiene que ser un orgullo y tenemos que defenderlo con la máxima prestación", afirmó.

Para Quique "siempre hace falta ver la mejor versión del Atlético de Madrid", incluido el partido de mañana, porque siempre juegan con rivales que "por alguna u otra razón o son buenos o están muy motivados o tienen objetivos iguales" que los del equipo rojiblanco, por lo que hay una "enorme competencia".

Enfrente estará el Bayer Leverkusen de Jupp Heynckes, ex técnico de Real Madrid o Athletic, entre otros. "Heynckes ayuda a que el Leverkusen conozca la Liga española y cómo se mueven los equipos en su propio hábitat", explicó el entrenador del Atlético, que espera un rival "muy competitivo" en el choque de mañana.

"El Leverkusen ha empezado bien la Bundesliga y la Liga Europa, está haciendo goles con cierta facilidad, es un equipo físicamente rudo, como todos los alemanes, y ha tenido resultados realmente abultados que le dan plena confianza. Ahora bien, nosotros, después de observarlo y analizarlo, pensamos que, si hacemos lo que tenemos que hacer, tenemos posibilidades de quedarnos con los tres puntos. Tendremos que hacer las cosas muy bien", advirtió.

El Atlético llegará a ese duelo con la necesidad de ganar tras su derrota en la primera jornada frente al Aris griego (1-0). "Venimos de perder en un campo donde ese equipo no ha perdido nunca en Europa. Será por algo. Entiendo que es un accidente que no queríamos que pasara, pero que ya ha pasado. Nuestra idea es recomponernos y hacer el mejor partido posible", aseguró.

No se prevén muchas novedades en el once habitual del equipo rojiblanco, según dejó entrever Quique, que explicó: "Pensamos partido a partido, primero el Leverkusen y después el Sevilla (el próximo domingo), pero es cierto que lo que visualizo tras esos partidos es un descanso importante de una semana".

"Por lo tanto, lo que haya que dar y quien lo tenga que dar vamos a pensar que ya habrá tiempo para el descanso la siguiente semana. Vamos a intentar acertar con el tipo de jugador y, a partir de ahí, intentar ganar a dos equipos que son difíciles, pero sobre todo nos interesa mucho mañana", agregó.

Y, preguntado por si el argentino Kun Agüero y el uruguayo Diego Forlán formarán mañana la pareja de ataque titular, respondió: "No lo sé todavía. Quiero ver las sensaciones de dos jugadores que, por una parte, uno está jugando muchos minutos y, por otra, otro se recupera lo mejor posible de un golpe muy molesto. Hay otras alternativas, las manejamos y decidiremos lo que tengamos que decidir mañana. Ojalá acertemos, que es lo más importante".

En ese encuentro no estará el uruguayo Diego Godín, baja por lesión. "Es indudable que es un jugador que se estaba acoplando al equipo de una manera acelerada y rápida y con muy buena prestación, pero en el momento que cae un jugador lo que hay que pensar rápidamente es quién puede suplirle, de qué manera y con qué prestación. No podemos lamentarnos, es absurdo, no nos puede dar más. Ahora bien, tengo mucha confianza en quien pueda jugar", dijo.