Público
Público

Para el entrenador del Getafe, "esta Liga no permite aventurar previsiones ni hacer planes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Michael Laudrup transmite como entrenador sensaciones similares a las que emanó desde el terreno de juego, donde fue uno de los grandes. Componente del "Dream Team" que dirigió Johan Cruyff y miembro del Real Madrid, a continuación, proyecta implantar como técnico la misma filosofía que le delató en el césped.

En una entrevista concedida a la Agencia EFE, confesó su intención de trasladar al Getafe, su punto de partida en el fútbol español, el gusto por el buen fútbol, la forma de ser que le perteneció sobre el césped. Tras cuatro años de experiencia como preparador del Broendby danés y dos antes como segundo seleccionador de su país, procura abrirse camino en el fútbol donde deleitó como futbolista. En un mundo y un club donde no hay tiempo para el futuro. Donde todo es inmediato.

P: Después de un arranque costoso, el equipo pareció estar en un par de ocasiones distante de la zona de descenso. Pero perdió determinados partidos y nunca ha logrado estar en una posición cómoda.

R: "La Liga de esta temporada no te permite hacer muchos planes ni proyectos. El Deportivo, por ejemplo, estaba abajo, en descenso, y casi hundido. Ganó dos partidos y salió de ahí. El Valladolid pareció que se escapaba después de tres partidos ganados. Y ahora, ha perdido y si se despista, está abajo otra vez. Esta temporada es tan igualada, que no puedes empezar a hablar de objetivos altos porque hayas ganado dos partidos. No hay ocho, nueve o diez puntos de distancia en ningún caso.

A mí, no me gusta hablar en este sentido, de objetivos altos, de UEFA, porque la gente se contagia y se complican las cosas. No hay que ir tampoco hacia abajo o ser pesimistas, no. Pero en la Liga, este año nadie puede hablar. El Real Madrid estaba a nueve puntos no hace mucho y perdió un partido que no pensaba y su ventaja era de seis. En la zona de Liga de Campeones, igual. Mira el Espanyol, el Villarreal o el Atlético Madrid. El Rácing era la revelación y ahora está ya casi fuera de UEFA. El Sevilla parecía abajo, fuera de Europa y ya está cerca de competiciones europeas. Hay que hablar lo menos posible".

P: Lo cierto es que este equipo, sobre todo en los últimos partidos, ha sacado a relucir su espíritu.

R: "La verdad es que se pueden destacar muchas cosas de este equipo pero sin duda la moral o la capacidad de reacción, como ante el Sevilla, o en Mallorca en la Copa del Rey, es innegable. Se supera ante los contratiempos. Viene el Sevilla, se adelanta en la primera parte. Das la vuelta al partido pero te empatan en el minuto noventa y aún así, vas a por el triunfo"

P: Michael, tú jugaste en el Real Madrid y el Barcelona. ¿Cómo les ves?

"Los grandes también están unas veces mejor y otras peor. El Real Madrid, al principio, jugó muy bien al fútbol. Yo le vi grandes partidos. Pero después, ha habido momentos en los que ha tenido suerte, o a un Casillas enorme, como aquí, en Getafe, otras a Van Nistelrooy... Hay de todo.

El Barcelona, igual. En casa ha jugado a un nivel muy alto. Ahora se dice que menos. Que gana sólo 1-0. Yo, en lo que le he visto recientemente he comprobado que ha creado tres o cuatro ocasiones de gol. Pero su posesión de balón ha sido de un setenta o un sesenta y cinco por ciento. Crea sólo tres ocasiones pero el rival ninguna. Mete un gol y toca. Y no le hacen gol. Y es que es imposible mantener siempre el mismo nivel tanto el equipo como el jugador"

P: ¿Es Leo Messi el mejor jugador del mundo?

R: Messi pertenece sin duda a ese grupo de los mejores del mundo. Pero si, además, hablamos de quien, por sí solo, te puede ganar un partido, ahí es el mejor jugador de todos. Tener a un jugador así, que la mitad del rival está encima y que después tienes a su lado a otros compañeros de calidad que se aprovechan de esa situación, es una garantía. Te da todo hecho.

P: ¿Como se asume un proyecto que puede quedar desmantelado en un año. Lleno de jugadores cedidos que regresen a sus clubes de origen?

R: Forma parte de la filosofía de este club. Hay que aceptar que el año que viene hombres como De la Red, Granero, Gavilán y Pablo Hernández pueden no estar con nosotros. Pero es la filosofía de aquí porque este club no se puede permitir fichar a cuatro jugadores de ese nivel. Esta filosofía es la que le conviene al club. Pero sobre todo al jugador cedido, al que le hemos permitido jugar mucho a alto nivel. Después son el club de procedencia o el jugador que es lo que le conviene. Si regresar y jugar seis partidos al año o estar aquí

P: ¿Ves a Granero o De la Red en un Real Madrid?

Granero y de la Red tienen mucha calidad. Pero hablamos del Real Madrid. Allí tienes que ser número uno y hay una presión de ganar, ganar y ganar. Tienen calidad pero son mentalidades totalmente diferente un club y otro.

P: ¿Sería posible en Getafe una filosofía como la del Ajax, en donde tú estuviste, con una cantera consolidada de donde sacar a jugadores de nivel.

R: La imagen del Ajax es un gran paso adelante. Pero Getafe es Madrid, como ciudad. El Getafe está junto al Real Madrid y el Atlético de Madrid en una misma ciudad. Tener una cantera en un sitio donde también están estos equipos, no sé si puede ser. Yo creo que sí. Pero la filosofía que hay ahora es buena para este club"

P: El Getafe, el año pasado, se caracterizó por los pocos goles que encajó. El Pato (Roberto) Abbondanzieri fue el menos goleado de la Liga. Este curso, no es igual.

R: Sí. Hace un par de semanas vi que los números reflejan la realidad de donde estamos clasificados. Se han encajado más goles y se han marcado más que el año pasado. No se puede decir que es porque los defensas han estado peor o el 'Pato' ha bajado su nivel. El año pasado había cuatro defensas más tres del medio campo de corte defensivos. Siete en total. Este año, si se incluye a De la Red, sólo hay cinco. Por eso se marcan más pero también se encajan más.

P: Laudrup ha implantado un juego de ataque en el equipo. Un hombre que tuvo ese estilo como futbolista no podía dirigir de otra manera.

R: "Yo pretendo que el equipo juegue así porque a la larga se conseguirán resultados positivos. Si después agrada a la gente, mejor. Yo pienso que se gana con un buen juego y eso viene de mi época de futbolista. Yo creo que así se pueden obtener resultados. Obviamente hay un límite. Porque luego está aparte la calidad. Y si juegas con un Madrid o un Milán. Obviamente, en eso influye el entrenador.

Aunque, evidentemente, no voy a jugar con nueve delanteros. Pero cinco de los diez jugadores de campo son de ataque y así lo hemos hecho desde el principio. Costó un poco. Pero que el Getafe esté en tres competiciones tiene muchísimo mérito. Creo que el equipo lo está haciendo bien y hay que reconocerlo.

P: Sobre todo tras un inicio con resultados tan negativos. Ahí se necesita también paciencia. Del presidente y de la afición.

R: Son momentos claves, claro. Si ganas un determinado partido vas arriba y si no vas a sufrir. Que lo entienda el presidente también es importante, sobre todo por la presión que aparece si las cosas no funcionan. Pero la realidad es que cambiando de estilo nadie te va a garantizar que las cosas van a mejorar. Por eso pienso que si cambio de forma y pierdo, pierdo dos veces porque pierdo con un estilo que no es el mío. Perder con la convicción de que estás haciendo lo debido, se puede permitir. Lo otro, perder sin tus ideas, sin un estilo que no es el tuyo es lo peor.

P: Costó mucho arrancar y ver los resultados del trabajo.

R: Costó mucho arrancar hablando de resultados. Aunque en cuanto a juego desde el primer día jugamos bien. Un poco lo que marcó el inicio fue el buen juego. Pero es cierto que desaprovechábamos casi todas las ocasiones. También en Dinamarca tuve un inicio difícil. Ahí es donde aparece mi experiencia como futbolista. Si tú haces las cosas bien, si piensas de una manera, tienes que mantener tus ideas. Si miras las cosas y ves que lo estás haciendo bien hay que seguir.

P: Y eso con una plantilla reducida y con poco margen para hacer rotaciones.

R: Hay que recordar del principio con el problema de resultados es que hemos tenido once cambios respecto al año pasado. Lo de las rotaciones no estoy de acuerdo. Hemos cambiado bastante en los últimos meses. Cuatro o cinco jugadores. Casi medio equipo. Dieciocho o diecinueve de la plantilla se están utilizando. Lo hago para tener fresca a la gente y, sobre todo, evitar que se lesionen. No hay nadie que aguante domingo miércoles durante siete meses.

Tenemos el ejemplo claro de Pablo Hernández. Al que pretendíamos darle descanso pero llegábamos al partido y pensábamos que había que ponerle. Noventa minutos, tras noventa... el partido contra el Twente minuto tres, rotura fibrilar, cuatro meses. Nos dimos cuenta de que no podía volver a ocurrir. Tenemos menos lesiones musculares que Madrid o Barcelona.