Público
Público

El entrenador del Sevilla dice que confía en la renta del partido de ida contra el Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El entrenador del Sevilla, Antonio Álvarez, ha dicho hoy que confía en la renta (3-1) del partido de ida de la Supercopa, ante el FC Barcelona, para lograr mañana un nuevo título.

Álvarez ha recordado que su equipo llega a este encuentro con "dos goles de ventaja, para competir y traer la Supercopa" aunque no obvia que tanto "el club como los jugadores saben la importancia de meterse en la Liga de Campeones" y por eso espera "competir al máximo por los dos objetivos".

El técnico sevillista no ha querido anteponer el partido de vuelta de la previa de la Liga de Campeones a la Supercopa que mañana disputa en Barcelona y ha asegurado que tratará de "manejar la plantilla sin renunciar nada, ni tirar nada, con dos equipos competitivos" en ambos partidos.

No obstante, el preparador andaluz ha admitido que "el Barcelona es peligroso siempre: en casa, fuera... y con los campeones del mundo sube su nivel, pero es verdad que llevan entrenando poco tiempo", por lo que espera "encontrar la forma de pararles".

Antonio Álvarez está seguro que su equipo "no se arrugará" pese a la magnificencia del Camp Nou, un escenario que "sigue siendo el mismo de la final de Copa, no han cambiado las líneas ni va a ser más grande de lo normal" y donde espera que el Sevilla "mantenga el nivel del primer tiempo ante el Braga o del segundo ante el Barcelona".

Pese a que viaja entre los convocados el defensor francés Sébastien Squillaci "no va a jugar mañana" después de su negativa a disputar el encuentro de ida de la previa de la Liga de Campeones ante la llegada de una oferta del Arsenal, circunstancia que a Álvarez no le sentó "nada bien pero no iba a perder el tiempo. Se pasó página y punto".

"Dentro del vestuario no pasó nada. Le dije a los jugadores que jugaría Fazio y no Squillaci. Lo demás fue normal. Se habló del partido ante el Braga. El equipo no se resintió", concluyó el preparador sevillista.