Público
Público

Abusos sexuales Un entrenador inglés de fútbol, condenado por 36 delitos de pedofilia en los años 80

Barry Bennell, preparador de segunda fila pero con vínculos con equipos de la Premier, fue descrito por el fiscal como  "depredador" y "pederasta decidido" que abusaba sexualmente de niños pequeños "a escala industrial".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una foto de archivo de Barry Bennell.

El exentrenador inglés Barry Bennell ha sido declarado culpable este martes por un tribunal inglés de 36 cargos de abusos sexuales a menores de edad en la década de 1980.

Bennell, de 64 años, exempleado del Crewe Alexandra y con vínculos cercanos al Manchester City y a varios clubes del noroeste de Inglaterra, fue condenado por el Tribunal de la Corona de Liverpool por abuso, violación y asalto a niños de edades comprendidas entre los 8 y los 15 años.

Durante la audiencia, el fiscal calificó a Bennell, quien no estuvo presente y prestó declaración por videoconferencia alegando enfermedad, de "depredador" y de "pederasta decidido" que abusaba sexualmente de niños pequeños "a escala industrial".

Barry Bennell, que se ha cambiado el nombre a Richard Jones, ya había sido declarado culpable por el mismo motivo en Reino Unido cuando tenía 44 años, tras admitir 23 cargos de abusos a niños de entre 9 y 15 años, con una sentencia de nueve años de prisión.

En 2015 fue sentenciado a dos años de cárcel por abusar de un niño de 12 años en un campamento de fútbol en la localidad de Macclesfield (noroeste de Inglaterra).