Público
Público

ENTREVISTA - Corbacho sigue apostando por crear empleo este año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Manuel María Ruiz y Paul Day

Pese a las recientes medidas de austeridad fiscal adoptadas por el Gobierno español, el ministro de Trabajo e Inmigración mantiene las expectativas de que España comenzará a crear empleo neto en el tramo final de este año o en los primeros meses de 2011.

"Nosotros creemos que comenzaremos a crear empleo neto a finales de este año (2010) o principios del año que viene (2011)", dijo el lunes Celestino Corbacho en una entrevista concedida a Reuters.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de paro subió hasta el 20,05 por ciento en el primer trimestre de año.

El Gobierno, que acaba de elaborar una reforma laboral para buscar modernizar y mejorar las condiciones del mercado de trabajo en España, cree que la evolución más positiva de las cifras del mercado de trabajo no vendrán sólo de la mano de la recién aprobada reforma laboral, sino también de una mejora de las condiciones generales de la economía.

"La creación de empleo no sólo se deberá a la reforma laboral, también será debida a las mejores condiciones de la economía", añadió.

En este sentido, el titular de Trabajo mostró su convicción en que el paquete fiscal recientemente adoptado por el Gobierno para acelerar el ritmo de reducción del déficit presupuestario no devolverá la economía española a una recesión, entendida como dos meses consecutivos de contracción.

"Si usted recorta salarios y retira las inversiones públicas, es evidente que va a tener efecto en la economía, pero, en el caso de España, no como para llevar a la economía a niveles de recesión", contestó Corbacho a la pregunta de si las recientes medidas del Gobierno podrían llevar a un efecto económico de "W", modo en que los economistas definen una recaída económica tras un breve periodo de recuperación.

No obstante, Corbacho admitió que estas medidas sí provocarán una recuperación más lenta.

Con relación a la reforma laboral recientemente adoptada por el ejecutivo español, Corbacho señaló que no supondrán un gasto adicional para el Estado.

"El coste económico de la reforma laboral lo hemos interiorizado en los Presupuestos Generales", dijo Corbacho.

A este respecto agregó que habrá una reorientación de la partidas previstas para esta finalidad, pero sin que ello suponga un coste adicional al que ya existía.

En este sentido, Corbacho mencionó el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), que ha acumulado a lo largo de sus existencias unos 4.000 millones de euros aportados por los empresarios para afrontar periodos de dificultades, y que se utilizará en casos de reducción de horarios o pagos de indemnizaciones por despido.

Con respecto a la prevista reforma del sistema de pensiones, Corbacho señaló, en una línea parecida a la mencionada recientemente por la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, que no requiere de una reforma urgente, ya que goza de una magnífica salud y viabilidad hasta el año 2030.

"Tenemos una Seguridad Social magnífica (...) con un Fondo de Reservas que supone el 7 por ciento del Producto Interior Bruto de 70.000 millones de euros", dijo Corbacho.

una comisión parlamentaria creada para tal fin - de la que esperan respuesta y sugerencias en un plazo próximo.

REFORMA LABORAL: UNA CONVICCIÓN PERSONAL

Con un gesto distendido, pero rotundo, Corbacho defendió sin fisuras la necesidad de poner al servicio de la sociedad española una reforma laboral que signifique un punto y final a muchos años de desfase entre España y su entorno europeo.

En este sentido, el titular de Trabajo recordó que España lleva muchos años creando más empleo que sus vecinos europeos en periodos de crecimiento económico, pero que también destruye mucho más trabajo en circunstancias económicas adversas.

"La reforma laboral puede ayudar a que se produzca una animación de la economía", dijo Corbacho.

Ahora, que se avecina el debate parlamentario sobre la reforma laboral como Proyecto de Ley, Corbacho dijo que el Gobierno escuchará todas las propuestas, en especial las que hagan referencia a los convenios colectivos, pero sugirió que el cuerpo fundamental de la reforma ya está diseñado.

"Ahora el debate pasa a ser propiedad del Parlamento a la vez que el gobierno está abierto a nuevas propuestas", dijo.

Desde algunos sectores empresariales y desde el Banco de España se ha insistido en que la reforma laboral debe prestar especial atención a temas relativos a los convenios colectivos.

en el que incluyó al propio Partido Socialista del Gobierno - y el centro derecha, con referencia a formaciones como CiU y PNV.

En sentido opuesto, Corbacho señaló que será más difícil el entendimiento con el Partido Popular, que, según él, aún no ha hecho una aportación clara al respecto, y con Izquierda Unida, formación que calificó de "inmovilista" en esta misma materia.

El titular de Trabajo negó que la reforma laboral conlleve un abaratamiento del despido, causa fundamental por la que los sindicatos han convocado una huelga general el próximo 29 de septiembre.