Público
Público

ENTREVISTA-España usará FGD en eventual recapitalización banca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Manuel María Ruiz

El Gobierno español no ha planeado una inyección pública para la propuesta de fusión de Caja Castilla La Mancha (CCM) y Unicaja, pero sí usaría fondos privados para eventuales procesos de recapitalización, dijo el miércoles el secretario de Estado de Economía, David Vegara.

Unicaja y Caja de Ahorros de Castilla La Mancha están actualmente en conversaciones para una fusión y podrían apelar al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) si fuera necesario para hacer viable la fusión, dijo Vegara en una entrevista con Reuters.

"Las entidades se han puesto a trabajar, analizarán sus necesidades y, en su caso, pues hablarán con el FGD", dijo Vegara, quien señaló que es prematuro hablar de cifras concretas.

"Hay un proceso en marcha de due diligence y cuando termine este proceso se conocerá. En este momento anticipar cifras, cuando no se ha terminado ese análisis en profundidad, por eso las distancias entre las distintas estimaciones", dijo.

España ha permanecido 20 meses sin necesidad de intervenciones bancarias y Vegara señaló que era demasiado pronto para decir cuándo se agotarían el FGD y si sería precisa la dotación de fondos públicos.

"Aún no ha sido usado (el FGD) desde el año 1996 y empezar a pensar cuándo se agotará es un poco precipitado", dijo.

"Debe ser nuestra principal articulación o va a ser nuestra principal articulación", añadió.

Añadió que España todavía tiene que considerar el tipo de garantías públicas para activos bancarios en caso de fusiones como han hecho otros países europeos.

"Nosotros aún no hemos entrado en la dinámica de recapitalización, que es un estado anterior que han usado muchos países, entonces no contemplamos esta última posibilidad", dijo.

ECONOMÍA ESPAÑOLA

En cuanto a la evolución de la economía española, Vegara señaló que ahora se está en el momento más crudo de la crisis e indicó que el producto interior bruto (PIB) español del primer trimestre de este año podría ser similar al del trimestre anterior cuando el crecimiento se contrajo a una tasa intertrimestral del 1,0 por ciento.

"Con la información que ha llegado hasta ahora, el PIB podría parecerse al del cuarto trimestre del año pasado", dijo.

En cuanto de 2009 y 2010, Vegara indicó que las previsiones elaboradas por el Gobierno en enero siguen marcando la pauta.

"Las cosas no han mejorado en lo que se refiere a expectativas, pero seguimos pensando que nuestras previsiones son válidas. Alrededor de mayo tenemos que adelantar nuestro techo en gastos y entonces será cuando rehagamos nuestras previsiones para ambos ejercicios", dijo.

Vegara añadió que España tiene el firme compromiso de volver a la senda, no sólo del equilibrio presupuestario, sino del superávit en cuanto mejoren las condiciones de la economía.

"(...) tenemos la capacidad no sólo de equilibrar nuestras finanzas públicas sino de obtener (superávit) (...) y reubicarnos en unos niveles de deuda razonables", dijo.

En base a estos mismos argumentos, Vegara dijo que esperaba que el diferencial entre la deuda pública española y su homóloga alemana a 10 años ya hubiera tocado techo cuando hace algunas semanas alcanzó cerca de los 130 puntos básicos.

El Secretario de Estado no quiso entrar en si España llegará o no este año a los cuatro millones de parados, como apuntan algunos pronósticos, pero subrayó que el Gobierno está trabajando y esforzándose para mejorar las condiciones del mercado de trabajo.

"Todos los esfuerzos del Gobierno están encaminados a que este fenómeno no se produzca", dijo.

"Cuatro millones de parados no están en las previsiones del Gobierno y nosotros estamos buscando todos los medios para que esto no suceda", agregó.

En cuanto a la adopción de reformas estructurales, Vegara dijo que en las actuales condiciones de la economía, es necesario afrontar este tipo de reformas, pero dejó claro que el Gobierno establece una diferencia entre reformas laborales y reformas de otra naturaleza.

En referencia a las reformas laborales, el Secretario de Estado señaló que éstas forman parte del proceso del diálogo social.

"El proceso de diálogo social es un proceso que dio buenos resultados en la legislatura pasada. Debemos confiar que nos dará también en ésta que objetivamente es mucho mas exigente para todos los agentes", dijo.

Según Vegara, no existen problemas de solvencia en ninguno de los países que pertenecen a la Unión Económica y Monetaria y añadió que en el caso de que surgieran complicaciones en algún Estado, España participa de la idea de aplicar el principio de solidaridad.

"Además de solidaridad, el primer punto es que el país que pudiera tener dificultades, si tiene que hacer unos ciertos deberes, pues lógicamente tendrá que hacerlos", expresó.

Sobre la posibilidad del lanzamiento de un Eurobono común en la zona del euro, Vegara dijo que, pese a que los spread entre el papel público de los distintos países de la zona son diferentes, los Gobiernos están colocando bien sus emisores.

Pero indicó que España siempre está dispuesta a hablar.

"Creemos que hemos dado suficiente señales, que no nos tiembla la mano al decir que somos miembro de la Unión Europea y de la zona del euro y confiamos y creemos en la coordinación y en caminos juntos", dijo.

SOLBES QUIERE CONTINUAR

Preguntado sobre la verosimilitud de las conjeturas que colocan al ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, fuera del Gobierno en una hipotética remodelación del Ejecutivo en abril, Vegara dijo que Solbes había dejado esta mañana inequívocamente clara su disposición a continuar como máximo responsable de Economía.

"El vicepresidente ha sido esta mañana muy claro y muy contundente en esto y no hay discusión", dijo.

Solbes, quien también es vicepresidente segundo del Gobierno, dijo esta mañana que estaba cómodo en su cargo y que deseaba permanecer en el mismo.