Público
Público

ENTREVISTA-Muertes de niños pueden reducirse 25 pct con vacunas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Laura MacInnis

Un cuarto de las muertes infantilespodría impedirse inmunizando a los niños, según el responsablede una organización internacional proveedora de vacunas, queadvirtió el miércoles que la crisis económica mundial podríadañar pronto los programas de salud pública.

Julian Lob-Levyt, de la Alianza Mundial para las Vacunas yla Inmunización (GAVI), dijo que la crisis que afectaactualmente a los mercados no frenaría la demanda de "bonos devacunas", con los que se recauda dinero para sus programasmultianuales.

Pero añadió que una profundización de la crisis afectaríalos presupuestos internacionales de ayuda y dificultaríaque los empobrecidos países africanos y asiáticos inviertan enservicios médicos.

"Va a ser más difícil para todo el mundo en desarrollo",dijo el médico británico a Reuters en una entrevista enGinebra, donde tiene su sede la Alianza GAVI.

Apoyado por la Fundación Bill & Melinda Gates y variosgobiernos donantes, GAVI logra compromisos para comprarvacunas a las farmacéuticas y ayudar a los países pobres aadquirirlas, almacenarlas y distribuirlas.

La organización de ocho años de antigüedad estima que susprogramas han evitado aproximadamente unas 3 millones demuertes prematuras y alentado un incremento constante de lainmunización de los niños contra enfermedades como la difteria,el tétanos, el sarampión, la fiebre amarilla y la hepatitis B.

"Hemos demostrado que existe un mercado en las zonas máspobres del mundo y está trayendo a muchos fabricantes, no sólode Occidente, sino también de otras partes como India", dijoLob-Levyt. "Eso asegura el suministro y está ayudando a bajarlos precios", añadió.

Lob-Levyt afirma que entre el 20 y el 25 por ciento de los9 millones de muertes de menores que se producen cada año entodo el mundo podría ser prevenido a través de la extensión dela cobertura de las vacunas que ya existen y con laintroducción de nuevos anticuerpos actualmente en prueba.

"Podríamos reducir una cuarta parte la mortalidad infantilsólo con las vacunaciones, lo cual es asombroso dado el rangode estas enfermedades", añadió Lob-Levyt al explicar que nuevosanticuerpos contra la neumonía, la diarrea y la meningitis,actualmente en pruebas, también podrían prevenir secuelasgraves como la sordera, los problemas neurológicos y lasenfermedades pulmonares crónicas.

No obstante, proveer vacunas no es suficiente, señalóLob-Levyt.

GAVI y sus socios han tenido problemas en los países en losque escasean los médicos y en aquellos donde no se puedenalmacenar y aplicar adecuadamente las vacunas, ni controlar losprogramas de inmunización.

En tiempos en que los cinturones de asistencia estaránajustados, Lob-Levyt dijo que el gasto en salud pública tieneque calcularse cuidadosamente para asegurar, por ejemplo, quelas madres que acuden a una clínica puedan vacunar a sus hijosen el momento preciso y recibir otras atenciones queactualmente son muy escasas en los países pobres.