Público
Público

ENTREVISTA-Popular estudia compras en España, Portugal y EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Jesús Aguado y Judy MacInnes

El Banco Popular considera que dispone de unos niveles de capital suficientemente sólidos para comprar activos de cajas en España y para seguir creciendo en Portugal y en Estados Unidos, dijo el martes el director financiero del banco español.

En una entrevista con Reuters, Jacobo González-Robatto dijo: "Es cierto que una serie de intermediarios han empezado a ofrecer redes cajas y estamos interesados en mirarlo siempre, sin duda ninguna. Depende de las condiciones, depende de qué activos ofrecen y depende del precio".

No obstante, el ejecutivo dejó claro que lo único que han recibido hasta el momento es una "descripción ciega" de redes sin identificar por parte de los intermediarios que están ofreciendo redes de cajas.

"Todavía no hemos recibido un cuaderno confidencial de venta de negocio, pero se trata de redes de oficinas en ciudades medianas y son redes con activos y con pasivos, con préstamos y con depósitos, con empleados y locales", agregó.

González-Robatto enmarcó la eventual adquisición de activos de cajas en el potencial de desarrollo que todavía había en la industria de productos financieros en España y en el potencial de reducción de costes que la integración de estas redes podría ofrecer a sus propias oficinas.

El ejecutivo de Popular se mostró confiado en que en los procesos de venta de redes de cajas hubiese algún tipo de garantías en determinados activos a la venta.

PORTUGAL Y EEUU

El ejecutivo del banco Popular también reveló su interés por seguir creciendo con compras en Portugal y Estados Unidos.

"En la privatización de BPN (...) lógicamente vamos a mostrar interés. Nosotros estaremos interesados en mirar el cuaderno de venta y todo va estar muy en función de cómo estén garantizados los créditos", explicó González-Robatto.

Popular cuenta con 220 oficinas en Portugal a través de su filial Banco Popular Portugal.

El Gobierno portugués decidió el jueves pasado privatizar el Banco Portugués de Negocios, que fue nacionalizado hace un año.

González-Robatto señaló que en el mercado estadounidense, donde está presente en Florida a través de Totalbank, "estamos permanentemente mirando y creceremos allí de alguna forma, tanto de forma orgánica como no orgánica".

A pesar de que Banco Popular no cree que tenga reforzar sus recursos para realizar estas eventuales compras, no descartó tener que volver a acudir a los mercados en caso necesario.

"Sí, sin duda", dijo González-Robatto, preguntado por posibles nuevas ampliaciones después de haber asegurado que se encontraba cómodo con sus actuales ratios de capital.

"En los tiempos que corren normalmente estás comprando activos con poco goodwill o fondo de comercio y por tanto requieren poco esfuerzo de capital", aseguró.

En la actualidad, el banco tiene un core capital del 8,62 por ciento después de una ampliación de 500 millones de euros y de una emisión de obligaciones convertibles por 700 millones.

FUTURO COMPLICADO

El ejecutivo del Banco Popular vaticinó un contexto complicado para la banca a finales de año y en 2010 y centró su prioridad en seguir aumentado las provisiones ante el deterioro económico, aunque descartó que los bancos entren en pérdidas en 2010.

"Estamos acumulando unos niveles de provisiones enormes porque prevemos que la crisis va a durar y tenemos que tener muchas reservas", aseguró.

Popular prevé cerrar 2009 con un beneficio neto en torno a 800 millones de euros, frente a 1.052 millones de 2008.

"(En julio) dijimos que si extrapolábamos las cifras de junio, nos llevaría al entorno de 800 ó 900 millones. Pero nosotros lo que queremos hacer es provisionar cada vez más", agregó. "No creo que 100 millones arriba o abajo cambien la percepción que tiene el mercado de nosotros".

A septiembre de 2009, las dotaciones totales del banco ascendieron a 1.223 millones de euros.

"No es un momento para dar alegrías al mercado", reconoció el ejecutivo, que señaló, sin embargo, que la morosidad podría llegar a su techo a mediados de 2010 y que, por ello, la bajada de ingresos se verá compensada con las menores provisiones.

González-Robatto descartó en todo caso pérdidas de la banca en 2010. En el caso de las cajas, aunque reconoció la posibilidad de que algunas entren en pérdidas "anecdóticas", manifestó su opinión de que "antes de perder, se fusionarían".

(Información de Jesús Aguado y Judy MacInnes, Editado por Carlos Ruano)