Público
Público

ENTREVISTA-Venus busca recobrar la alegría en el Abierto de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Matthew Cronin

Pese a ser una mujer que desarrolló sus habilidades en el tenis en canchas rápidas de California y Florida, el Abierto de Estados Unidos no ha sido un escenario bueno para Venus Williams desde 2001.

Esa fue la última vez que levantó el preciado trofeo en Flushing Meadows. Además, la jugadora de 29 años no conquista un título en pista rápida al aire libre en su país desde 2002.

Nadie está más sorprendido por esa nefasta marca que la propia Williams, número tres del ranking mundial de la WTA.

"Absolutamente, pero ¿qué puedo decir?", dijo Williams a Reuters en una entrevista días antes del último torneo del Grand Slam del año, que comienza el lunes.

"Más allá de eso, las cosas me han salido bastante bien. Estoy feliz por todos mis buenos resultados y he aprendido de mis derrotas. Definitivamente quiero dar un paso adelante", agregó.

Su falta de éxito en el país es realmente asombrosa, especialmente teniendo en cuenta que ya conquistó cinco coronas en Wimbledon.

Williams también se impuso en el Campeonato de la WTA que cerró la temporada pasada en Doha en una superficie similar a la que se usa en el torneo de Nueva York.

Pero la optimista Williams cree que ya es hora de poner fin a su sequía en Flushing Meadows.

Williams ganó dos títulos seguidos en el Abierto de Estados Unidos al comienzo de la década, al vencer a su compatriota Lindsay Davenport en 2000 y a su hermana menor, Serena, un año después.

Pero en 2008, Venus no pudo aprovechar ninguno de los 10 puntos de set ante Serena y cayó por 7-6 y 7-6 en cuartos de final.

También cedió la corona de Wimbledon este año al caer en sets corridos ante Serena en la final.

Mientras se aproxima a cumplir 30 años, Venus sabe que tiene unas pocas oportunidades de sumar un nuevo título del Grand Slam a su colección de siete trofeos y no tiene miedo de ajustar su juego, 15 años después de su debut en el circuito profesional.

Pese a que sigue siendo rápida y sus golpes mantienen el poderío que siempre caracterizó su juego, Venus tiene problemas para barrer a sus oponentes con su juego de base.

Para mejorar su ataque, Venus intenta sumar un golpe de revés con slice a su repertorio y busca aprovechar mejor sus llegadas a la red.

"No soy terca, me gusta evolucionar. No me quedo con las cosas viejas. Me gusta probar cosas nuevas en la cancha y nuevas maneras de entrenar", dijo Venus, cuyas últimas apariciones en los torneos de Cincinnati y Toronto, terminaron con eliminaciones en las primeras rondas.

"Debo tomarlo desde la parte positiva, que tuve más tiempo para prepararme para el Abierto de Estados Unidos. Fue un verano atareado para mi, por lo que sacaré ventaja (de las derrotas) y seguir entrenando para el torneo", finalizó.