Público
Público

Una enviada de Ban Ki-moon estudiará ayudas a las víctimas de los atentados del 11 de diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La diplomática Vassiliki Kapsiki se encuentra en Argel, enviada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para ayudar a las víctimas de los atentados suicidas del 11 de diciembre en la capital, informaron hoy a EFE fuentes de la organización internacional.

Los atentados suicidas en Argel contra la sede de la ONU, y la del Tribunal Supremo y el Consejo Constitucional causaron 41 muertos, entre ellos 17 empleados de Naciones Unidas, y cerca de 180 heridos.

Las mismas fuentes indicaron a EFE que Kapsiki llegó a la capital argelina el pasado martes y permanecerá hasta el próximo domingo.

Este sábado la enviada se reunirá con los trabajadores de Naciones Unidas que resultaron heridos y también con familiares de los funcionarios que han sido evacuados para ser atendidos en hospitales europeos.

La funcionaria, que trabaja en la sede de la ONU en Ginebra y está especializada en traumas psicológicos, ya se había encargado de los familiares de las víctimas de los atentados de Argel en el acto celebrado en su homenaje en la capital suiza, que presidió Ban.

La ONU suspendió tras los ataques sus actividades en Argel e instaló provisionalmente sus oficinas en un edificio situado en el recinto de un hotel de lujo de la capital.

Fuentes de la organización aseguraron hoy a EFE que esperan retomar la actividad en pocos días.

Poco después de los atentados, Ban Ki-moon, expresó su intención de abrir una investigación independiente sobre lo sucedido, lo que desató una fuerte polémica entre los medios de comunicación y las autoridades argelinas, que consideraron que esa medida iba contra la soberanía nacional.

La tensión entre ambas partes se redujo tras el encuentro que mantuvo Ban con el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, en Adis Abeba durante la cumbre de la Unión Africana (UA).

Tras esa reunión, un portavoz de la ONU afirmó que la organización internacional y Argelia habían llegado a "un acuerdo" y la comisión encargada de la investigación pasó a ocuparse oficialmente de la seguridad de la organización en todo el mundo y no sólo de los atentados de Argel.

Tras reunirse con Bouteflika, Ban decidió nombrar al diplomático argelino Lajdar Ibrahimi al frente de esta comisión.