Público
Público

Enviado dice que algunas tropas EEUU podrían seguir en Afganistán tras 2014

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El enviado especial de EEUU para Afganistán y Pakistán, Marc Grossman, destacó en su actual visita a China que algunas tropas estadounidenses podrían continuar en territorio afgano tras 2014, año en que está previsto entregar las competencias de seguridad al Gobierno de ese país.

En declaraciones que hoy publica la prensa oficial china, Grossman subrayó que Washington respetará las decisiones tomadas por la OTAN el pasado año, por lo que "a finales de 2014 la responsabilidad de la seguridad en Afganistán pertenecerá a los afganos", pero aseguró que eso no necesariamente significaría una retirada total.

Según explicó, Washington y Kabul negocian un acuerdo para crear una alianza estratégica "en el que podría haber espacio para que algunas tropas estadounidenses permanezcan en Afganistán después de 2014 con el fin de participar en la lucha antiterrorista y antidrogas, o continuar el entrenamiento de fuerzas afganas".

Grossman se encuentra en China como parte de una gira por 12 países, preparatoria para dos conferencias internacionales sobre Afganistán que se celebran en noviembre y diciembre en Estambul (Turquía) y Bonn (Alemania), respectivamente.

Según los analistas, las negociaciones con Kabul suponen un "reajuste" de los planes originales de retirada de tropas estadounidenses, anunciados por el presidente de EE.UU, Barack Obama, en junio, poco después de la muerte del líder terrorista de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Estos expertos aventuran que países como Rusia podrían oponerse a los nuevos planes de Washington, si éstos se confirman en un acuerdo con el Ejecutivo afgano.

EEUU invadió Afganistán hace una década, después de que el régimen talibán del mulá Omar se negase a entregar a Bin Laden tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El líder de Al Qaeda murió el pasado mes de mayo en una operación unilateral de fuerzas especiales estadounidenses en el vecino Pakistán, y poco después, en julio, las tropas de la OTAN -unas 130.000 actualmente- iniciaron su retirada gradual de Afganistán.