Público
Público

"El equipo quedó tocado"

Casillas manda un recado a Heinze e Higuaín: «Este club no puede encajar cinco goles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Yo solo no puedo'. La frase, textual, suena a banda sonora de la escena protagonizada por Iker Casillas en Anfield, cuando, cruzado de brazos bajo el larguero, rumiaba el lacerante 4-0 que el Liverpool le endosó el martes al Real Madrid. Efectivamente, sale de la boca del portero, pero es el enganche publicitario de la última campaña de la ONG Plan para combatir la pobreza infantil en el mundo.

Ayer, tras la presentación de esta solidaria propuesta, el jugador madridista sabía lo que tocaba. Dar la cara ante una nube de periodistas. 'Ya le dije a Emilio [Butragueño, ex futbolista implicado en el proyecto] que, para bien o para mal, no era un buen día para hacer esto después del partido de Liverpool', bromeó, a medias, Casillas. Pero como casi siempre, no se escondió. Y fue claro: 'Estamos afectados, el equipo está tocado. Cuando esperas cada año la Copa de Europa y ves que no cumples tus objetivos, es preocupante'.

No hubo llanto, sólo rabia

Casillas negó haber llorado por la eliminación, sus gestos tras el partido eran de rabia. 'No hemos hecho bien las cosas y duele caer de esa manera', confesó. Y con ello contradijo a compañeros como Heinze o Higuaín, que considera la goleada una cuestión menor frente a la eliminación en sí misma. El recado para ellos no deja lugar a dudas: 'Para mí es más difícil encajar un 4-0 y venirme con la cara con la que he venido. Si empatamos a uno, le has plantado cara, igual que si pierdes 1-0 ó 2-1. Encajar cinco goles contra el Liverpool no es lo adecuado para un club como el Real Madrid'.

En cuanto a su papel en el partido, uno de los más dignos entre los blancos, tampoco sacó pecho. 'Cuando pasa algo como lo del martes la gente busca ovejas negras, y culpables, pero no es ni una cosa ni la otra. Cada uno se limita a hacer su trabajo. Es verdad que no estuvimos a la altura, pero todos. Yo me vengo de Liverpool con cuatro goles, y a mí no me gusta que me metan ni uno; siempre se puede hacer un poco más', aseguró.

Casillas no niega la crisis blanca, aunque recuerda que no es la primera que sufre algo así. 'He vivido tantas crisis en el Madrid que el término no me llega a sorprender. Es normal cuando caes eliminado de la forma que has caído. Todo se magnifica y se habla enseguida de las elecciones, de los próximos presidentes, los próximos jugadores pero nosotros debemos limitarnos a lo nuestro'.

'Tenemos un partido el sábado ante un rival muy difícil, y ganando quitaríamos algo de lo que ha pasado esta semana, que no ha sido bueno', dijo al referirse al encuentro de mañana en Bilbao frente al Athletic en Liga, la única competición que les queda y en la que se encuentran a seis puntos del líder. Su visión al respecto no es del todo optimista: 'Tenemos que pelear para remontar puntos al Barcelona. Nos pasó hace dos años, pero no quiere decir que vuelva a suceder, no siempre pasa lo mismo', comentó.