Público
Público

Los equipos africanos dependen mucho de sus estrellas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los mejores jugadores africanos han sufrido demasiada presión en el Mundial, al representar la esperanza de todo un continente y a causa de la idea equivocada de que ellos en solitario podrían resolver los partidos, dijeron personalidades del fútbol en África.

De los seis equipos africanos del Mundial que se está jugando en Sudáfrica, tan sólo Ghana se ha clasificado a los octavos de final.

La decepcionante actuación de las selecciones africanas ha llevado a los jugadores y a los dirigentes del fútbol de todo el continente a hacer un examen de conciencia.

El centrocampista francés, Patrick Vieira, que dejó Senegal a los ocho años, dijo que a los jugadores africanos, como el marfileño Didier Drogba o el camerunés Samuel Eto'o, les ha costado brillar.

"Cuando juegan en el Inter (de Milán) o en el Chelsea, hay 15 estrellas para compartir la presión", dijo Vieira, que ganó el Mundial en 1998 y no formó parte de la selección que disputó este torneo.

"En el fútbol, un jugador no es capaz de ganar un partido... y es una gran responsabilidad de los otros jugadores, no esperar que sólo uno marque la diferencia", señaló Vieira en una rueda de prensa en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

La mayoría de los principales jugadores africanos pasa la mayor parte de sus carreras en equipos europeos, lo que resulta bastante distinto a jugar con sus países.

"Quizás no estamos jugando al mismo cien por cien que jugamos en nuestros equipos, porque allí nos estamos ganando el pan y la mantequilla", dijo Kalusha Bwalya, elegido como mejor jugador africano en 1988 y actual presidente de la asociación de fútbol de Zambia.

"El jugador africano debe ser capaz de venir a casa y jugar bien, y creo que esta es una llamada de atención para nosotros", dijo Bwalya, añadiendo que la escasez de entrenadores locales es un tema que también hay que resolver.

Mientras que muchos de los mejores jugadores de África hacen sus maletas con la esperanza de triunfar en Europa, la mayoría de las selecciones africanas apuesta por técnicos extranjeros.

De las seis representantes de África en el Mundial, cinco tienen entrenadores foráneos.

De hecho, varios equipos reemplazaron a su seleccionadores en medio de la clasificación para el Mundial, provocando las duras críticas del presidente de la FIFA Joseph Blatter, uno de los principales impulsores del fútbol africano.

El ex-jugador sudafricano y actual entrenador Jomo Sono, dijo que el hecho de que muchos entrenadores sean extranjeros significa que los equipos son proclives a aceptar frecuentes cambios.

"Es algo malo que en África los técnicos locales son sirven para la Copa de África y cuando se trata del Mundial traemos entrenadores europeos, lo que para mí es espantoso", dijo Sono.