Público
Público

ERC e IU-ICV lamentan que se veten sus enmiendas a una reforma antisocial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los representantes de ERC e IU-ICV en el Congreso han lamentado hoy que no se haya aceptado el debate de varias de sus enmiendas a la reforma de la Constitución, que han calificado de profundamente antisocial y "rabiosamente centralista".

Después de que la Mesa de la Cámara vetara el debate de la enmienda de ERC que pedía incluir en el texto constitucional el derecho de autodeterminación, así como la de IU-ICV que enmendaba la totalidad de la reforma prevista, Joan Ridao y Nuria Buenaventura han considerado esa decisión como un paso más del pacto PSOE y PP.

Lo han hecho en el pleno de la Cámara que ha debatido las enmiendas presentadas y en el que, en nombre de ERC, Ridao ha insistido en que socialistas y populares han sellado "un auténtico atentado contra el autogobierno" y un "golpe de Estado constitucional".

Ante el rechazo a que se debata el derecho de autodeterminación, ha considerado que PSOE y PP conciben la Constitución como "una jaula colectiva" y ha instado a que, al abrir el melón constitucional, se haga sin vetos.

Ridao ha insistido en que la reforma va en contra del Estado de bienestar y va a provocar más recortes sociales y la privatización de servicios públicos, y ha vuelto a defender el concierto económico para Cataluña.

Por todo ello, ha confirmado que los diputados de ERC se ausentarán del pleno en el momento de la votación de la reforma, una actitud que también ha adelantado tanto el diputado de IU, Gaspar Llamazares -quien no ha tomado la palabra ante el pleno-, como la de ICV, Nuria Buenaventura.

La dirigente de ICV ha expresado su indignación y la de Llamazares por no haberse aceptado el debate de la enmienda a la totalidad que habían presentado y ha asegurado que la reforma es contradictoria con los principios que inspiraron la Constitución

Una modificación que ha considerado que puede ser ilegítima e, incluso, inconstitucional, y que supone una "involución democrática dictada por gobiernos e instituciones extranjeras" que sustituye la soberanía del pueblo por la soberanía de los mercados financieros.

Buenaventura ha recalcado asimismo la necesidad de que la modificación constitucional hubiera sido votada en referéndum.