Público
Público

ERC-IU-ICV piden que una subcomisión estudie medidas que demanda el 15-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo parlamentario que integran ERC, IU e ICV ha presentado una moción en el Congreso en la que pide crear una subcomisión que examine algunas de las medidas planteadas por el movimiento 15-M, como fomentar la participación ciudadana y establecer mecanismos de control a las instituciones del Estado.

Esta iniciativa, en la que también se solicita al Gobierno reformar la Ley de Financiación de los Partidos Políticos y la de Libertad Religiosa, se debatirá en el Pleno del Congreso el próximo martes, después de las movilizaciones del 15-M convocadas mañana en diversas ciudades españolas.

La moción se une a una interpelación que el diputado de IU, Gaspar Llamazares, defenderá el miércoles en la sesión de control al Gobierno sobre la oleada de protestas sociales que arrancaron antes de las elecciones del 22 de mayo.

La subcomisión propuesta por ERC, IU e ICV tendría como objetivo examinar "las medidas para profundizar en la democracia y participación ciudadana y en la confianza, credibilidad, transparencia y control democrático del Estado y sus miembros".

Este grupo también defiende reformar de manera urgente la Ley de Financiación de Partidos Políticos para que, entre otros aspectos, se prohíba que reciban donaciones de fundaciones privadas o asociaciones, a su vez, subvencionadas por el Estado.

Otra de las peticiones recogidas en la moción es presentar antes del verano, el proyecto de ley de acceso a la información pública para toda la ciudadanía.

El ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ya anunció el pasado miércoles en el debate previo a esta moción que el Gobierno presentaría esta norma en las próximas semanas.

No obstante, Jáuregui precisó que se deben superar algunas dificultades, como que el acceso a la información no interfiera otros derechos o vulnere intereses como el de la seguridad del Estado.

En el último punto de la iniciativa, se insta al Gobierno a aprobar en breve la reforma de la Ley de Libertad Religiosa, uno de los compromisos del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para esta legislatura y que ha quedado en suspenso.