Público
Público

Erdogan advierte al PKK de que "no ganará", tras la última oleada de ataques

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió hoy al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) de que "no ganará y no logrará nada", durante la ceremonia fúnebre por los 11 soldados muertos el sábado en ataques del grupo separatista.

El mandatario turco aseguró que el PKK, una organización considerada terrorista por la Unión Europea y por Estados Unidos, "desaparecerá en su propia oscuridad", informan los medios turcos.

Erdogan denunció además que el PKK es una organización "contratada para trabajar contra el progreso y el bienestar de Turquía".

La ceremonia, en la que participaron altas autoridades políticas, la cúpula militar turca y embajadores de 20 países de la Unión Europea, se celebró esta mañana en la provincia de Van.

Tras la ceremonia, Erdogan y el jefe del Estado Mayor, el general Ilker Basbug, se desplazaron a la zona donde se produjo el ataque del PKK contra un puesto militar fronterizo.

Se estima que uno 250 militantes kurdos provenientes de sus bases en el norte de Irak participaron en este asalto, uno de los de mayor envergadura de los últimos años, durante el que fallecieron ocho soldados y otro posteriormente en el hospital.

El Ejército desplegó después un amplió operativo de castigo en el sur del país y dos soldados murieron al explotar una mina al paso de su vehículo.

En ese despliegue militar, que contó con apoyo artillero y aéreo y se bombardeó incluso bases del PKK en suelo iraquí, fallecieron 19 militantes kurdos, según el Estado Mayor turco.

Hoy el PKK ha llevado a cabo otro ataque en el este del país que ha causado la muerte de un militar turco y heridas a otro.

Estos acontecimientos han provocado las críticas de la oposición contra la política del Gobierno respecto a la cuestión kurda.

Kemal Kilicdaroglu, líder del Partido Republicano del Pueblo, indicó hoy que la estrategia de Erdogan ha terminado en "bancarrota" y exigió al primer ministro que aclare qué significa que el PKK es un grupo "contratado" para actuar contra Turquía.

Ayer, el también opositor MHP llegó a solicitar la celebración de elecciones anticipadas y la declaración del estado de emergencia en el sureste de Turquía, donde el PKK es más activo, para luchar de forma más efectiva contra los rebeldes kurdos.

Por su parte, el pro kurdo Partido de la Paz y la Democracia ha culpado al Gobierno de la situación y ha criticado que el problema kurdo no puede solucionarse mediante la violencia.

Con estos ataques, se eleva ya a 200 el número de muertos en los enfrentamientos entre el PKK y las autoridades turcas en los últimos cuatro meses.

Esos datos hacen recordar la dura época de mediados de los 90, cuando los choques entre el PKK y las fuerzas turcas dejaban diariamente entre 15 y 20 fallecidos y el propio Ejército definía como una guerra de baja intensidad su lucha contra el grupo kurdo.

El PKK advirtió hace dos meses de sus planes de atacar objetivos militares y económicos, dentro de una nueva estrategia de "defensa activa".

El PKK se levantó en armas en 1984 contra Ankara para exigir la autonomía de los 12 millones de kurdos que viven en Turquía. Desde entonces, se calcula que unas 40.000 personas han muerto en los enfrentamientos entre los guerrilleros y las fuerzas de seguridad.