Público
Público

Errazti dice que es hora de "hacer un plante" al Estado y aboga por la "desobediencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Errazti, afirmó hoy que "es hora de hacer un plante al Estado" y advirtió de que, si no se reconoce el derecho de los vascos a decidir su futuro, "no nos va a quedar más remedio que la desobediencia".

Errazti, quien participó en el día del partido de EA, Alkartasun Eguna, en Portugalete, destacó la necesidad de lograr una unidad abertzale porque está segura de que "las bases del PNV y muchas de las bases de Batasuna" entienden "la necesidad democrática de tomar decisiones y de plantarnos ante el Estado".

Tras recordar el rechazo del Congreso al proyecto de nuevo estatuto aprobado por el Parlamento vasco, señaló que "queremos que la gente opine democráticamente, pero si ese camino se acaba, si realmente ellos están en el callejón sin salida de la no respuesta a lo que quiere el pueblo vasco, no nos va a quedar más remedio que la desobediencia".

"Estoy diciendo claramente desobedecer al Estado, llamar a los vascos y vascas abertzales, patriotas comprometidos con nuestro futuro, a no aceptar ni una vez más que, utilizando la violencia o cualquier otro argumento, nos impidan tomar nuestras decisiones", manifestó la presidenta de EA.

Errazti indicó que si el Estado vulnera "el principio democrático de decisión del pueblo vasco", el Parlamento y el Gobierno vascos "tendrán que tomar las riendas de este proceso, serán ellos los encargados y los garantes y nosotros (estaremos) detrás, empujando, apoyando, sin fisuras".

Errazti aseguró que la apuesta de EA es "seguir con ese camino democrático que hemos iniciado, vía referéndum", aunque reconoció que hay dos escollos: ETA, porque "si no cesa la violencia, ETA será responsable de que no haya consulta ni este pueblo pueda avanzar hacia la soberanía", y la necesidad de unidad abertzale.

Sobre este último punto insistió en "la necesidad de acumular fuerzas abertzales para el ejercicio de la soberanía" y señaló que es "difícil" lograr esa unidad con "aquellos que defienden unos planteamientos más autonomistas" y con "quiénes todavía no quieren hacer el camino de las vías políticas".

Indicó que "pase lo que pase en el PNV, pase lo que pase en Batasuna, pase lo que pase en las elecciones de 2008, esté el PP o esté el PSOE en La Moncloa", el compromiso de EA es que "el debate sobre el conflicto, sobre su resolución, esté en el núcleo tanto de las instituciones vascas como del debate político".

Subrayó que "no podemos permitir que la normalización política esté condicionada, ni por ETA o por los intereses electorales de poder de aquellos que en el corto plazo tampoco están muy interesados en resolver el conflicto" e insistió en que hay que "sacar el conflicto de las manos de ETA y de las manos del PSOE".

Por su parte, el secretario general de EA, Unai Ciarreta, consideró que "el camino estatutario está agotado" y que es necesario avanzar hacia la independencia, y exigió que ni ETA ni la legalidad española impidan "que podamos actuar políticamente" y pongan limitaciones a una consulta.