Público
Público

Un error permite la venta de pornografía a menores británicos

Un fallo en la notificación de la Ley de Grabaciones de Vídeo de 1984 impide aplicar la ley durante los tres próximos meses.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Londres debería haber notificado a la Comisión Europea la existencia de la Ley de Grabaciones de Vídeo de 1984 (VRA por sus siglas en inglés), que regulaba la industria, pero no lo hizo.

Los comerciantes que vendan vídeos violentos o pornográficos a menores de edad en Reino Unido no serán sancionados durante los próximos tres meses, debido a un error cometido por el Gobierno británico hace 25 años.

Londres debería haber notificado a la Comisión Europea la existencia de la Ley de Grabaciones de Vídeo de 1984 (VRA por sus siglas en inglés), que regulaba la industria, pero no lo hizo.

'Desafortunadamente, el descubrimiento de esta omisión implica que, un cuarto de siglo después, la VRA ya no puede ser aplicada contra individuos en los tribunales del Reino Unido', dijo Barbara Follett, ministra de Cultura y Turismo.

Follett dijo que las personas que actualmente están siendo procesadas en el marco de la VRA no podrán ser condenadas hasta que entre en efecto una nueva ley dentro de tres meses, período requerido para hacer consultas con otros estados de la UE.

Mientras tanto, las personas podrán vender vídeos pornográficos y violentos a niños menores de 18 años sin temor a ser procesados.

Sin embargo, ninguna persona previamente condenada por delitos incluidos en la ley podrá apelar su caso.