Público
Público

Un ertzaina herido y tres detenidos en la huelga en Euskadi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La jornada de huelga general en Euskadi y Navarra en protesta por las medidas de austeridad del Gobierno fue calificada el martes de éxito por los sindicatos convocantes, mientras que para el Gobierno vasco el paro, que se saldó con un ertzaina herido y tres huelguistas detenidos por resistencia a la autoridad, tuvo un seguimiento "desigual".

Los sindicatos abertzales y CCOO, convocantes en el País Vasco, se mostraron satisfechos por la amplia respuesta dada a la convocatoria de huelga contra la reforma laboral del Gobierno y las medidas de recorte social. El Ejecutivo vasco dijo que fue secundada por un 19% de los trabajadores en Álava, un 23% en Vizcaya y un 25% en Guipúzcoa.

En Navarra, donde el paro no era convocado por CCOO, se produjeron paros parciales en la administración foral y local y en sectores significativos de la construcción y la industria, sobre todo en la zona norte de la Comunidad foral y en la comarca de Pamplona, según los datos de los sindicatos 'abertzales'.

La tercera jornada de huelga en menos de un año en Euskadi "no aporta ni alternativas ni soluciones para superar la crisis", según la portavoz del Ejecutivo presidido por Patxi López, Idoia Mendía.

"Este país no está para huelgas, sino para arrimar el hombro", añadió.

Los sindicatos destacaron el seguimiento de la huelga en el sector industrial, donde cifraron el paro en un 65%. El Gobierno vasco, por su parte, dijo que tan sólo un 8,6% de los trabajadores de la administración pública secundaron la huelga y que en la empresa privada el seguimiento fue de un 30%.

Aunque la "normalidad" fue la tónica general, según explicó Mendia, durante la mañana se produjeron algunos incidentes por cruce de contenedores en el Casco Viejo de Bilbao en un intento de parar el tranvía y en el barrio de Deusto, así como la presencia de piquetes en los accesos a los polígonos industriales y a las grandes empresas, mercados y terminales de autobuses.

Además, hacia las siete de la mañana, se produjo un sabotaje en la catenaria en la línea de FEVE que une Bilbao- Balmaseda por espacio de una hora y algunos piquetes pincharon las ruedas de varios autobuses en el centro de la capital vizcaína y causaron daños en la maquinaria de empresas en las localidades vizcaínas de Amorebieta y Durango.

Dos agentes de la Ertzaintza resultaron heridos tras recibir el impacto de varios objetos lanzados por huelguistas en Vitoria, y se practicaron tres detenciones. Además, la Policía vasca acusó a 13 personas por amenazas, coacciones, agresiones o por desórdenes públicos.

En Bilbao, y tras haber dado inicio una manifestación a las ocho de la mañana un grupo de manifestantes arrojó mesas y sillas de las terrazas y accedió a varios establecimientos amenazando a los trabajadores, según el departamento de Interior.

La Ertzaintza intervino con material antidisturbios después de que la empleada de uno de los comercios hubiera sido agredida. CCOO denunció "la respuesta desmedida de la Ertzaintza" por cargar contra varios piquetes "hiriendo a algunos en Bilbao y Vitoria".

SEGUIMIENTO MAYORITARIO

En una nota conjunta los sindicatos abertzales ELA, LAB, ESK, STEE-Eilas e Hiru señalan que, en el sector de comercio, el paro ha sido mayoritario especialmente en el sector textil y de alimentación y citaron como ejemplo las empresas del grupo Inditex o las grandes superficies como Carrefour, Alcampo y Eroski.

Según los datos de los sindicatos, el paro en la Administración vasca ha rondado el 55%, aunque en algunos casos como el de la sanidad pública vasca "más del 80% del personal se ha visto obligado a realizar servicios mínimos".

CCOO, por su parte, aseguró que la incidencia del paro fue "masiva" en el sector industrial de las tres provincias de la Comunidad Autónoma Vasca, donde las principales empresas y polígonos pararon su actividad.

En el sector del transporte, según los sindicatos abertzales, la respuesta al paro fue mayoritaria, aunque funcionaron los servicios mínimos decretados, considerados "abusivos", y en los puertos de Bilbao y Pasajes el paro ha sido mayoritario y sólo han funcionado los servicios esenciales.

La jornada de paro se dejó notar también en los medios de comunicación. Los trabajadores de Gara y Berria y los de las rotativas de Deia y Diario Vasco secundaron la huelga, y en la radiotelevisión pública vasca funcionaron los servicios mínimos para realizar los informativos rellenando el resto de la programación con música en el caso de la radio, y con programas grabados en el caso de la televisión.

La huelga contra la reforma laboral y las medidas de recorte social ha sido convocada en la Comunidad Autónoma Vasca y en Navarra por los sindicatos nacionalistas ELA, LAB, ESK, STEE-Eilas e Hiru. CCOO también convocó paro, pero sólo en el caso de la Comunidad Autónoma vasca.

Gure eskubideak defenda ditzagun" (En defensa de nuestros derechos).

Una hora más tarde CCOO concentró a sus seguidores en el mismo recorrido. Su secretario general, Julen Sordo, dijo al finalizar que la huelga es "muy buen precedente para que el conjunto del Estado se dé una respuesta masiva a la reforma laboral" para que el Gobierno de Rodríguez Zapatero "tenga que retirar los aspectos lesivos de la reforma, que son muchos, y tomar medidas que sirvan realmente para mejorar la calidad del empleo y la estabilidad en el mismo".