Público
Público

Escándalo en Cruz Roja por frivolizar con la cooperación

La ONG expedienta a una sede local que cedió su espacio a una firma de moda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cruz Roja Española ha abierto un expediente a una de sus delegaciones locales en la Comunidad de Madrid por permitir que una firma de ropa para gente joven, Missing Johnny, realizase un catálogo de moda dentro de sus instalaciones, utilizando el emblema y material de la organización no gubernamental. 'La delegación local de Cruz Roja no pidió el permiso a los órganos directivos para realizar esta operación, que de ningún modo hubiésemos aprobado. En cuanto tuvimos conocimiento tomamos las medias oportunas', señaló ayer una portavoz de la institución.

El catálogo de moda, retirado hace unas semanas y previsto para promocionar la temporada otoño/invierno 2010 de la firma Missing Johnny, presenta a una modelo sonriente que posa con supuestos inmigrantes y se pasea por las instalaciones de Cruz Roja.

'La delegación no pidió permiso a la dirección', dicen en la institución

La modelo agarra maletines de médico y mantas, y camina al lado de una de las carpas que se utilizan para socorrer a heridos. También se fotografía con un aparente inmigrante africano y con una mujer latinoamericana.

En algunas publicaciones de moda, el catálogo fue vendido para 'mujeres con carácter y comprometidas con su entorno'. En teoría, la modelo simula que es una cooperante que ayuda a gente sin recursos o a inmigrantes en situación irregular recién llegados en patera que tienen que taparse con una manta.

'Lo hicimos con la mejor intención', aseguran desde Missing Johnny

La publicación del catálogo desató las protestas de distintos colectivos sociales y abrió un debate en Internet sobre la vinculación que se había realizado entre moda y cooperación.

La portavoz de Cruz Roja recalcó ayer que 'la campaña salió adelante porque la delegación local nunca pidió los permisos que había que pedir'. 'El trabajo no cumple nuestro código ético, que exigimos a nuestros trabajadores que se cumpla de manera tajante', precisó.

Según dicha portavoz, en las altas esferas de Cruz Roja se dieron cuenta tarde de lo ocurrido: 'Conocimos el tema una vez que el catálogo estaba publicado. Y nos pusimos entonces en contacto con la firma de ropa para que retirase del mercado las fotografías'. Pero el daño ya estaba hecho. Las imágenes todavía circulan por la Red.

Desde la firma de ropa Missing Johnny señalaron que el catálogo pretendía 'valorar y ensalzar la labor de los cooperantes'. 'En general, la reacción a las fotografías ha sido muy buena, pero también hemos recibido alguna queja por asociar la moda a los problemas sociales', señalaron fuentes de la empresa. 'Ante esta situación, hemos decidido retirar las fotografías por no herir susceptibilidades, aunque nosotros hemos hecho el catálogo con nuestra mejor intención', agregaron.

Fuentes de Cruz Roja no concretaron las medidas que han tomado con la delegación local de la Comunidad de Madrid (no especificaron cuál) que permitió la publicación del catálogo.