Público
Público

Escándalo lácteo en China resalta ineficacia de controles: OMS

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Stephanie Nebehay

Un funcionario de Naciones Unidas dijoel viernes que el escándalo lácteo que afecta a China y ya esuna de las crisis de seguridad alimenticia más grandes de ladécada destaca cómo los controles de producción quedaronrezagados por el gran crecimiento económico del país.

Pero los productores de alimentos de todas las zonas, enlugar de los reguladores nacionales, cargan la mayorresponsabilidad por la calidad y seguridad de sus productos,señaló Peter Ben Embarek, del departamento de seguridadalimentaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los datos provinciales chinos revelaron que existirían10.000 casos más de niños con enfermedad renal después deconsumir leche en polvo contaminada con melamina, informaron elviernes medios locales.

Anteriormente se había notificado la existencia de otros40.000 bebés afectados, con casi 13.00 hospitalizaciones ycuatro muertes por problemas renales vinculados con la ingestade fórmula láctea adulterada.

"Esta crisis de la leche contaminada con melamina de origenchino es uno de los eventos de seguridad alimentaria másgrandes con los que tenemos que lidiar en los últimos años",manifestó Ben Embarek en una conferencia de prensa.

La melamina es un químico industrial barato que puedeemplearse para engañar a las autoridades durante los controlesde calidad.

En la década anterior, los brotes masivos de salmonela enEstados Unidos y E. coli en Japón afectaron a más de 100.000personas, según el científico.

La agencia de salud de Naciones Unidas trabajó con lasautoridades chinas desde el 2001 para fortalecer la seguridadde los alimentos, añadió el funcionario. La OMS ayudó adelinear una nueva ley de seguridad alimenticia para el paísasiático.

La producción de alimentos en China creció a una tasaenorme en la última década, pero los sistemas nacionales que"fijan las reglas de juego" no estuvieron a esa altura, señalóBen Embarek.

"Estos sistemas nacionales que se supone que controlan yfijan marcos de acción al sector privado no están siguiendo elmismo ritmo. Eso abre la puerta a todo tipo de malas conductas,incidentes y acciones criminales e intencionales, como la quehemos visto en este caso", añadió el experto.

El funcionario describió la estafa, de la que habríanparticipado por lo menos 22 compañías, como una "actividad agran escala para engañar a los consumidores por el simple hechode obtener beneficios en el corto plazo".

Varios países africanos, asiáticos y europeos han prohibidolas importaciones de productos lácteos provenientes de Chinacomo resultado del escándalo, que ha vuelto a dañar lareputación del gigante de Asia.

Según Ben Embarek, China confirmó por primera vez elproblema a la OMS el 12 de septiembre, después de variasconsultas de la agencia.

"Como parte de la investigación (china), hallaron que almenos a nivel provincial y municipal hubo autoridades localesque ya sabían lo que estaba pasando muchos meses antes de eso",dijo el funcionario.

El Gobierno chino realizó pruebas a decenas de miles deproductos lácteos en las últimas dos semanas y retiró delmercado los que estaban contaminados, añadió Ben Embarek. "Porlo tanto, pueden estar seguros de que lo que está en lasestanterías proviene de una fuente segura", finalizó.

(Editada en español por Ana Laura Mitidieri)