Público
Público

Una escapada romántica a Grandvalira

La estación andorrana de esquí ofrece diferentes actividades para disfrutar en pareja de un día en la montaña.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es mal plan escaparse un fin de semana con tu pareja al corazón de los Pirineos para disfrutar en soledad de la alta montaña. Grandvalira cuenta con diferentes opciones, según preferencias y gustos. Para vivir la aventura, la emoción o el relax.

9 h. Amanece en la montaña
Hemos desconectado ya y el día aparece pletórico de naturaleza y de posibilidades. Una moderada jornada de trekking hasta el lago de Juclar, el lago más grande de Andorra, resulta ideal para descubrir el entorno. Las vistas del Valle de Incles son espectaculares. Después de un breve recorrido, de unas 2 horas de subida, se llega a una zona de picnic, donde realizar un pequeño descanso.

12 h. El bautizo de submarinismo en altura
Si nos encontramos con ganas de seguir, hoy es el día de practicar por vez primera el submarinismo de alta montaña. Los lagos del Valle de Oriente, donde está ubicado Grandvalira, resultan un marco incomparable para la práctica de este deporte. El Lago del Forn, ubicado a 2.000m de altitud en el Grandvalira Family Park (Canillo), es el lugar idóneo para disfrutar de una inmersión, en un entorno de gran belleza. La inmersión dura 30 minutos y se realiza con vestido seco. Para los debutantes, los lagos de los valles son el lugar ideal para realizar el bautismo ya que tienen profundidades que van desde los 15 hasta los 90 metros.

14 h. Momentos de placer para el paladar
Tras una mañana de intensa actividad, la manera de recuperar fuerzas es disfrutar de una comida tradicional de montaña en una borda del Valle de Oriente. Para descubrir y degustar diferentes carnes cocinadas a la brasa y acompañadas de patatas, escalibada...

16 h. Golf y relax
Si eres de los que quieren aprovechar al máximo el día, una buena opción es jugar al golf en el Grandvalira Golf Soldeu, el campo de golf más alto de Europa, ubicado a 2.500 m de altura y el único que se accede con un telecabina de 8 plazas.

Y para redondear la tarde, después de un día tan intenso, no hay nada como terminar en un spa de montaña en el Sport Wellness. Una auténtica isla de relax en la alta montaña.

21h. La cena romántica
Descansados y relajados nos queda la cena en el restaurante La Marmita, del Hotel Grau Roig. A la luz de velas, ante un rissotto de bogavante acompañado de un vino blanco, la conversación se alarga y la noche espera.

Guía de Andorra

DISPLAY CONNECTORS, SL.