Público
Público

Escaso seguimiento del boicot a la banca

El propio ex futbolista Cantona no secundó su llamamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El llamamiento del ex futbolista Eric Cantona para que la gente castigara a la banca ayer retirando sus depósitos no provocó reintegros significativos en los establecimientos franceses. Pero la movilización auspiciada por el astro galo, pese a lo ínfimo de su seguimiento, logró sacar de sus casillas al Gobierno de Sarkozy, al tiempo que cosechó una formidable atención en internet y una presencia masiva en los medios de comunicación.

Sin mucha sorpresa, dado que se trataba de un globo sonda secundado sobre todo por internet, los reporteros de los principales medios franceses constataron ayer que ni en las grandes ciudades, ni en las pequeñas urbes, hubo colas en las oficinas bancarias. El movimiento al que se habían inscrito vía web casi 40.000 personas en Francia, y otras decenas de miles en siete países más, no ocasionó un movimiento de masas. No obstante, según los coordinadores de la campaña net '¡Revolución! El 7 de diciembre, vamos todos a sacar nuestro dinero de los bancos', en Francia unas 2.000 personas procedieron a retirar todos sus depósitos.

El propio Cantona, que a causa de un rodaje de una película se encuentra en una zona rural a unos 200 km al norte de París, no pudo hacer lo propio. Había cumplido la obligación de alertar a uno de sus bancos, el BNP-Paribas, que iba a efectuar un reintegro importante en la sucursal del modesto pueblo de Albert. Pero el rodaje se alargó y Cantona no pudo ir, para frustración de unas decenas de jóvenes que se habían agolpado ante el banco.

No obstante, el multimillonario ex futbolista, que también gana dinero con anuncios publicitarios para grandes marcas, sí llegó a hacer un gesto que se coloca en la vía de lo que están reclamando los llamamientos. Retiró 750.000 euros de su cuenta en el muy selecto banco de negocios Leonardo, dedicado a la gestión de grandes patrimonios, se los llevó a un banco comercial normal.

Un colectivo espontáneo, con cierta notoriedad en Francia Sauvons les Riches (Salvemos a los Ricos) secundó la operación mediática Cantona con el lanzamiento de una nueva campaña, con mayor calado y más largo plazo. En una plataforma internet (http://jechangedebanque.org) explican que la única manera de evitar que los ahorros se conviertan en productos derivados de los especuladores es llevarlo a bancas solidarias sin filiales en paraísos fiscales, como en Francia el Crédito Cooperativo y la Nef. El eurodiputado ecologista francés Pascal Canfin así lo hizo, para 'llevar nuestro dinero desde los bancos más dañinos hacia los bancos más recomendables'.

A pesar de lo testimonial de la iniciativa, el Gobierno francés siguió dando muestras de nerviosismo. Esta vez fue el turno de la ministra de Solidaridad, Roselyne Bachelot, quien afirmó que, si hubiera habido estampida bancaria, 'lo pagaría la gente más modesta'. La ministra reprochó al ex futbolista que haga campaña contra el sistema financiero, cuando 'su esposa hace publicidad para un sistema bancario'.

Hasta la vicepresidenta económica española opinó sobre el tema al ser preguntada ayer en Bruselas. 'Yo creo que estas medidas pueden ser más o menos efectistas pero poco prácticas', declaró.