Público
Público

El último escrache al PP acaba con decenas de identificados y sin perímetro de seguridad claro

Cien activistas se reúnen cerca del domicilio de la diputada del PP, Beatriz Rodríguez-Salmones, para que vote a favor de la ILP contra los desahucios. La PAH vuelve a convocar el viernes a las 18.00 horas en metro Serrano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin incidentes. Así ha transcurrido la concentración que este jueves había convocado la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y que ha congregado a cerca de un centenar de personas en las inmediaciones de Plaza Castilla para 'señalar' a la diputada del PP por Madrid, Beatriz Rodríguez-Salmones, 'ya que forma parte de uno de los partidos políticos que ha manifestado su rechazo a votar a favor de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para modificar una ley hipotecaria injusta y que está provocando un drama social en nuestro país', decía el comunicado que los activistas ha repartido a viandantes y comerciantes de la zona.

Desde el primer momento, el dispositivo policial ha sido muy amplio. Decenas de agentes custodiaban las salidas de metro y las inmediaciones de Plaza Castilla, donde han identificado a todas las personas que, poco a poco, se iban concentrando cerca del depósito de agua, frente a las torres Kio. En esta ocasión, no sólo han sido identificados los activistas, sino que también la mayoría de periodistas y fotógrafos que habían acudido a la cita de la PAH.

'Esto no conlleva necesariamente una sanción', explicaba un agente que aseguraba que tenían que identificar a todos los asistentes por si se producían altercados. Una vez que todos los DNI han sido devueltos a sus respectivos dueños, ha comenzado la marcha hasta el domicilio de Salmones entre gritos de 'si no hay justicia, habrá escraches' o '¿Qué queremos del PP? Que apruebe la ILP'.

'Está claro que la Policía no puede imponer un perímetro de seguridad porque no saben a dónde nos dirigimos' 'Esto se trata de una demostración de fuerza. Sabemos dónde viven muchos diputados y podemos hacer esto cuando queramos. Está claro que la Policía no puede imponer un perímetro de seguridad porque no saben a dónde nos dirigimos', ha señalado a Público Iván García, miembro de la PAH de Madrid que, en este escrache, ha sido identificado por duplicado. Se refería al anuncio del secretario de Estado de Seguridad en el que aseguraba que la Policía fijaría una distancia de 300 metros entre los activistas y los diputados, algo que fue desmentido por el propio ministro del Interior , que calificó de 'absurdo' la medida.

Rodeados de un largo cordón policial, los manifestantes han llegado hasta el domicilio de la diputada y han leído el manifiesto que acostumbran a pronunciar en cada acción. Ha habido algunos empujones de la Policía a los manifestantes cuando el grupo se colocaba delante del portal. Ante el vacío de directrices por parte del Ministerio, los agentes decidieron hacer retroceder a todos hasta la acera de en frente, a unos diez metros del portal.

Después han proseguido durante unos minutos más su recorrido, dejando pegatinas verdes con el lema 'Sí se puede' a los comerciantes de la zona y respetando los semáforos de los pasos de cebra hasta que se ha disuelto la concentración cerca de la boca de metro Colombia. 'Nos vemos mañana a las 18.00 en el metro de Serrano', ha anunciado una activista a través del megáfono.