Público
Público

El escritor francés Echenoz recrea la vida de Zátopek, "la locomotora" que huía de las dictaduras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor francés Jean Echenoz recrea en su última novela, "Correr", la trayectoria del gran atleta checoslovaco Emil Zátopek, conocido como la "locomotora humana", con una vida de "huidas de las dictaduras", primero de la invasión nazi de su país y después de los regímenes comunistas.

Si hace tres años Echenoz irrumpía con un aplaudido relato centrado en la figura del célebre compositor Maurice Ravel, ahora ha dedicado sus energías a esculpir literariamente las proezas de Zátopek, un héroe del sistema soviético, ganador de tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952, y que acabó de barrendero en Praga tras apoyar a Dubcek en su intento de reformar el régimen.

Junto al editor de Anagrama, Jorge Herralde, el autor galo ha explicado hoy en rueda de prensa que la idea del libro nació después de terminar "Bolero" y darse cuenta de que le había gustado mucho trabajar en "la biografía de un personaje real, tratándolo como si fuera de ficción".

En esta ocasión optó, sin embargo, por alguien muy alejado del ámbito de la cultura, completamente diferente a él, y del que no sabía apenas nada, más allá de que fue un gran atleta de su tiempo, entre los años cuarenta y cincuenta del siglo XX. "Ni siquiera estaba seguro de que fuera checo", ha recalcado.

Pasó muchas horas en la Biblioteca Nacional de Francia hojeando unos 4.000 números de la revista "L'Equipe", de entre 1946 y 1957, para poder hacerse una idea de cómo era Zátopek, puesto que no hay ningún libro sobre sus proezas.

"Quise construir -ha proseguido- un personaje, más que escribir una biografía, porque esto es una novela, sin tener ninguna obligación de buscar la verdad, una tarea que hay que dejar a los historiadores".

De aquí surge una narración a cámara rápida en la que el lector va siguiendo las carreras de un Zátopek, nada convencido de sus posibilidades al principio y que acaba convirtiéndose en un héroe nacional al que, sin embargo, pronto se le empezarán a restringir sus salidas al extranjero.

Tal como relata Echenoz en el libro, estas prohibiciones ocurren porque "sería una auténtica lástima que por una cabezonada, durante alguno de esos viajes, se pasara al otro bando, al inmundo bando de las fuerzas imperialistas y del gran capital".

Aunque la ficción puntee muchas de las escenas de la novela, Echenoz ha desvelado que ha incluido un momento, que puede documentar, en el que cuando le preguntan a Zátopek si participará en los Juegos Olímpicos que deben celebrarse en Italia es uno de sus guardaespaldas el que responde con un no contundente.

A juicio del escritor francés, por tanto, "el régimen comunista checoslovaco utilizó a Zátopek como un héroe, como la constatación de que el socialismo puede dar los máximos deportistas mundiales, y, a la vez, lo convirtió en su rehén".

Preguntado sobre el estilo empleado en esta ocasión, con frases muy cortas, reconoce Echenoz que en seguida se dio cuenta de que no podía escribir sobre este corredor como lo hizo con Ravel. "El ritmo venía marcado y no podía ser la misma retórica que en 'Bolero'. Es como si el personaje sobre el que trabajas se convierta en el coautor del libro", ha agregado.

Muy centrado en ahondar en las vidas de personajes singulares en los últimos años, Jean Echenoz ha dicho hoy que ya tiene terminada una nueva novela, titulada "Les éclairs" (Los relámpagos), que tiene como protagonista al inventor de origen croata Nikola Tesla, un hombre, ha dicho, "completamente loco".

A pesar de que afirma que podría seguir escribiendo historias sobre otras vidas de personas, aclara que "Les éclairs", que Anagrama tiene previsto publicar el 13 de enero de 2012, cierra su trilogía sobre biografías de grandes hombres.