Público
Público

La escuela también para en Galicia contra los recortes

La huelga de ayer fue secundada por el 75% de los docentes, según los sindicatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de docentes y estudiantes 15.000 según los sindicatos han recorrido el centro de Santiago de Compostela en una multitudinaria manifestación para reclamar una 'enseñanza pública de calidad'. El profesorado no universitario gallego estaba llamado a secundar la primera huelga general del curso, que ha contado con una mayor incidencia entre los maestros de Infantil y Primaria, los más afectados por los recortes de la Xunta.

La huelga ha sido calificada de 'rotundo éxito' por los sindicatos convocantes, mientras que la Xunta la tildó de 'fracaso'. Tras el paro simbólico de media hora llevado a cabo la víspera en colegios e institutos, en torno al 75% del profesorado de Galicia ha ido a la huelga, según los sindicatos, una estimación que la Consellería de Educación rebajó hasta un exiguo 21,9%.

Al término de la marcha, un maestro jubilado, Xabier Docampo, ha sido el encargado de leer un comunicado mediante el cual se exigía al Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo (PP) que dé marcha atrás en la decisión de aumentar el horario lectivo del profesorado (de 21 a 25 horas semanales en Primaria y de 18 a 20 horas en Secundaria, aunque la jornada semanal total permanece inalterada en 37,5 horas).

Miles de profesores y estudiantes se manifestaron ayer en Santiago

Rechazan también la reorganización de funciones que obliga al profesorado a vigilar a los alumnos mientras suben y bajan del autobús escolar. Los sindicatos denuncian que la ampliación del horario lectivo supone en la práctica 'un expediente de regulación de empleo encubierto' que dejará en la calle a más de un millar de maestros. Aseguran además que el incremento del horario docente tendrá una incidencia negativa en los estudiantes, que se quedarán sin actividades extraescolares o de dinamización, lo que va 'en detrimento de la enseñanza'. 'La disminución del número de docentes pone en peligro la atención a la diversidad', ha advertido Docampo.

Maestros y profesores rechazan además la 'campaña de criminalización y descrédito' a la que se han visto sometidos por parte de la Administración autonómica cuando, en opinión de los sindicatos, el objetivo final de los ajustes es 'desmantelar los servicios públicos como modo de avanzar en la privatización'.

Entienden así que el aumento del número de horas de clase no conlleva un 'ajuste de gastos', ni supone un beneficio para el estudiante, como mantiene la Consellería de Educación, sino que supone una medida para 'reducir' el número de enseñantes, un millar en Infantil y Primaria, según sus cálculos. 'Gobernar de forma eficaz significa no tirar miles de libros por el mero hecho de que están en gallego y no recortar en profesores', ha clamado Docampo, para referirse a la decisión tomada por el Ejecutivo de Feijóo de sustituir los textos editados en la lengua propia a su llegada al poder.

Los sindicatos acusan a la Xunta de aplicar un 'ERE encubierto'

Los representantes del profesorado dicen sentirse 'agredidos e insultados' después de que la Xunta rechazara reunirse con la mesa sectorial 'que representa a todos los docentes' para debatir los cambios introducidos. Por ese motivo, los manifestantes reclaman la dimisión del titular de Educación, Jesús Vázquez, y advierten de su intención de continuar con las movilizaciones 'si las imposiciones continúan'. Sin ir más lejos, el próximo martes 27 las centrales sindicales, de forma unánime, han convocado una nueva jornada de huelga general.

Por su parte, el director general de Centros de la Xunta, José Manuel Pinal, ha hecho un llamamiento a los sindicatos para retomar el diálogo y apeló a 'la responsabilidad' para que se desconvoque la huelga para 'poder trabajar juntos en la mejora de la calidad educativa'.