Público
Público

Escuelas católicas exigen un pacto de Estado que defienda la libertad educativa

Afirman tener la visión "de una escuela 2.0"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las Escuelas Católicas propugnan un pacto de Estado político y social por la educación que le conceda 'la estabilidad que necesita', un acuerdo que permita superar 'el actual estancamiento de la educación y ayude a disminuir el fracaso escolar'.

Así consta en las conclusiones aprobadas en el X Congreso de Escuelas Católicas celebrado en los tres últimos días en Toledo y que hoy, ante 700 asistentes, ha clausurado el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono.

Las Escuelas Católicas defienden la necesidad de sacar adelante un pacto en el que se reconozcan de manera práctica los derechos constitucionales y las libertades educativas.

Además, denuncian incumplimiento por parte de las administraciones públicas de derechos fundamentales recogidos en la LOE y la Constitución, lo que se traduce 'en discriminaciones reiteradas a los centros concertados, que a su vez se traducen en discriminaciones a las familias que eligen libremente estos centros'.

El documento de conclusiones incluye también la apuesta por una 'oferta educativa cristiana' marcada por 'el diálogo entre la fe y la cultura, con una clara visión trascendente y transformadora de la persona y de la sociedad'.

Asimismo, subraya el convencimiento de que 'la calidad educativa la generan educadores excelentes', lo que exige 'una nueva forma de enseñar y aprender, innovación pedagógica y revisión de procesos y metodologías para prevenir los problemas de aprendizaje y el fracaso escolar'.

Las Escuelas Católicas afirman tener la visión 'de una escuela 2.0' 

Apuesta por forjar líderes para desarrollar la función directiva, por educadores con 'la autoridad personal y el prestigio social que se merecen en su vida educativa diaria' y por poner el foco no en el currículo de los alumnos, 'sino en los procesos que conforman la mente del alumno y en la cohesión de toda la comunidad educativa en torno a un mismo proyecto educativo'.

Asimismo, las Escuelas Católicas afirman tener la visión 'de una escuela 2.0' (digitalización de las aulas), ligada a las nuevas tecnologías.