Público
Público

Escuelas de cine de siete países plasman los valores humanos en una serie documental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miedo, fe, cultura, amor, esperanza y sustento son los temas en torno a los cuales escuelas de cine de siete países filman una serie documental en barrios como Harlem en Nueva York y el mercadillo madrileño de El Rastro, anunció hoy a Efe el director de la Escuela de Cine de Madrid, Carlos Indart.

Este proyecto, denominado "Ser un ser humano", tiene su origen en la mente de Ruseell Porter, experto en documentales de la cubana Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), y consta de seis capítulos en los que se analizarán cómo se desarrollan estos valores en diferentes comunidades del planeta.

Indart, quien se encuentra en Costa Rica para dictar una charla sobre digitalización en el cine, explicó que esta es "una idea rodada en formato de serie de televisión, pero con tinte documental y sin ánimo de lucro que va a ser distribuido de forma altruista a todas las cadenas que lo quieran emitir, a partir de otoño de 2011".

Cada capítulo tendrá un hilo narrativo marcado por los protagonistas, que hablarán en su lengua natal.

Para el cineasta español, tratar "la fe, el amor, el sustento y la solidaridad puede parecer cursi, pero buscamos otra perspectiva para mostrarla desde diferentes lugares".

"Cada escuela ha elegido un lugar para filmar el documental. Nosotros escogimos El Rastro de Madrid y ahí hemos encontrado un submundo fantástico totalmente desconocido", señaló.

"Cuando eres comprador de El Rastro, no te paras a fijarte en estas cosas", matizó Indart.

"La Universidad de Nueva York escogió Harlem por esconder mucha vida tras la apariencia de violencia y caos", añadió.

Completarían este reparto la Universidad del Magdalena de Santa Marta (Colombia), que decidió centrar su atención en la Comunidad Mayúu, en el Caribe, y la Universidad de Nueva Zelanda, que se basará en el seguimiento de una familia de la región de Aotearoa Niu Sila.

Del continente asiático participan el Instituto de Cine y Televisión de Pune (India), que ofrecerá una particular visión de Calcuta, y el Instituto del Mar Rojo de Artes Cinematográficas (Jordania), con un análisis de la comunidad beduina.

Además, la escuela que coordina todos los proyectos, la EICTV, centrará su mirada en la Cofradía de los Congos del Espíritu Santo de Villa Mella (República Dominicana) y Regoufe, comunidad rural situada en el norte de Portugal.

"Ser un ser humano" inició rodajes en septiembre, los cuales se extenderán hasta febrero de 2011 y su primera exhibición se realizará en Cuba en julio, detalló el cineasta.

Indart subrayó que este tipo de proyectos innovadores hacen que "se esté produciendo una renovación muy interesante en el cine español que va afectando también a Sudamérica y Centroamérica", en donde aún se suele usar métodos de filmado tradicional.

"La tecnología digital aumenta la calidad de la imagen y del sonido y abarata costes y agiliza mucho el trabajo frente a rodar con cinta", agregó.

Aún así, el cineasta insistió en que "el cine latinoamericano tiene identidad, no es un clon del español, pero se nota la influencia".

"Esta nueva generación de creadores latinoamericanos que viene ya no es tan social, y quiere rebuscar en las bibliotecas obras literarias y darles su toque personal, a veces más fantástico", comentó Indart, quien se refirió así a "Del amor y otros demonios", adaptación colombo-costarricense de la novela del mismo nombre del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

Esta cinta ha sido propuesta por Costa Rica como competidora por la nominación a los premios Óscar a la Mejor Película Extranjera.