Público
Público

El esfuerzo diplomático y político cuenta con la solidaridad de Francia e interés de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno continúa con el esfuerzo diplomático, político y de disuasión puesto en marcha para resolver el secuestro del buque pesquero "Playa de Bakio", que ha recabado hoy la "solidaridad" de Francia y el interés del Consejo de Seguridad de la ONU.

Así lo ha transmitido la ministra de Justicia de Francia, Rashida Dati, quien ha confirmado que se ha producido el contacto entre las autoridades españolas y las francesas para abordar el problema del pesquero español, secuestrado en el Océano Ïndico, a aguas próximas a Somalia.

Además, el embajador Antonio Yáñez-Barnuevo ha comunicado oficialmente al Consejo de Seguridad el caso del "Playa de Bakio" para que lo tenga en cuenta en la elaboración de medias en contra de la piratería en esa región de África.

Por su parte, la comisión de seguimiento del caso, presidida por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se limitó hoy a informar, con su ya anunciada "discreción", de que "continúan las gestiones diplomáticas" para liberar a la tripulación del pesquero.

De hecho, estaba previsto que el embajador Nicolás Martín Cinto, desplazado desde Kenia para la misión, se reuniera hoy de nuevo con el primer ministro somalí, Nur Hasan Husein.

El comunicado oficial de la comisión de seguimiento reiteró que uno de los objetivos prioritarios es "salvaguardar la integridad física y la vida de los miembros de la tripulación" del barco pesquero, capturado por un grupo de piratas el pasado domingo.

La comisión no informó sobre los movimientos de la fragata "Méndez Núñez" o del avión de patrulla marítima P-3 Orion que ha enviado a la zona.

Sí precisó que el Ejecutivo mantiene una "actividad diplomática intensa" con distintos organismos internacionales como la UE y ONU con el objetivo de que se aborde de manera urgente el problema de la piratería para garantizar la libre circulación de personas y mercancías en el mar.

De hecho, el problema de la piratería en el Océano Índico será abordado el próximo día 29 de abril en la reunión del Consejo de Asuntos Generales de la UE, en la que intervendrá el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido.

Así, López Garrido abogará por una mayor implicación de los Veintisiete en la creación, dentro del marco de la ONU, de un sistema eficaz de seguridad colectiva para prevenir y combatir los actos de piratería en aguas cercanas a Somalia.

Por su parte, la ministra de Justicia de Francia, Rachida Dati, ha asegurado hoy que su país "es solidario" con España y ha explicado que ya se ha producido el contacto entre las autoridades españolas y las francesas para abordar el secuestro del pesquero español.

Dati también ha puesto de manifiesto que el presidente de la República, Nicolás Sarkozy, ha comentado a sus homólogos la necesidad de poner en marcha una acción internacional conjunta para atajar la piratería marítima.

En cuanto a los secuestrados, al parecer "están bien y siguen en el barco", según dijo hoy en conversación telefónica con su madre uno de los tripulantes, Jesús Albar.

La mujer, María Silva, explicó que los familiares de los 13 españoles a bordo están todos en contacto y que no están recibiendo ningún tipo de apoyo psicológico, y apuntó que la situación "puede tardar días como puede acabar hoy".

Por su parte, Ainhize, hija del marinero Juan Pedro Sesma, ha pedido hoy "espacio y tranquilidad" para las familias ante la convicción de que su liberación será un proceso "un poquito largo".