Publicado: 23.01.2014 08:54 |Actualizado: 23.01.2014 08:54

España tiene 622.700 parados más desde que Rajoy gobierna

  • En el cuarto trimestre de 2013 el número de parados bajó en 8.400 personas y la tasa de paro se sitúa en el 26,03%.

  • Pero el año pasado también se destruyó empleo: se perdieron 198.900 pu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La botella, como siempre en estos casos, se puede ver medio vacía o medio llena. La Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre de 2013 señala que el número de parados bajó en 8.400 personas con respecto al trimestre anterior. Deja también otro dato positivo: el paro se redujo en 69.000 personas en 2013. Ahora la botella medio vacía: el paro baja no porque haya trabajo, sino porque miles de personas salen del país para buscarse la vida en otro lado. 2013 fue otro año de destrucción de empleo: el número de ocupados bajó en 198.900 personas —65.000 sólo entre octubre y diciembre— y la tasa de paro subió: 2013 registró una tasa media de paro del 26,35%; en 2012 la tasa media fue del 25,03%. 

Siguen siendo casi seis millones las personas que no tienen trabajo —en concreto, 5.896.300— y la tasa de paro se sitúa en un inquietante 26,03%. La pregunta es: ¿Cómo ha aumentado la tasa de paro, como se ha destruido empleo, si el paro se ha reducido aunque sea levemente? Ello se debe a que la población activa —población en edad de trabajar que tiene o busca un empleo— se ha reducido en 267.900 personas a lo largo de 2013 —73.400 en el cuarto trimestre, hasta situarse en en 22.654.500 personas—. El paro sólo bajó en 69.000 personas en 2013, lo que quiere  decir que 198.000 han sido expulsadas del mercado laboral español en los últimos 12 meses.

Desde que el PP llegó al poder se han perdido 1.049.900 empleos. 622.700 personas han engrosado la cola del paro en este tiempo, y el resto, 427.200 personas, ha dejado de figurar como población activa.

¿Dónde han ido a parar esas personas que no figuran en la lista del paro? En su mayoría han emigrado al extranjero: inmigrantes retornados a su país y también muchos españoles, en su mayoría jóvenes, que han tenido que irse a buscarse la vida a otro país. Otros, simplemente, han desistido de seguir buscando un empleo. El paro se reduce porque la gente se está yendo del país, no por que haya trabajo. Un dato corrobora esta realidad: la tasa de actividad está el 59,43%, la más baja desde el primer trimestre de 2008.

El sindicato C-SIF denuncia desde diciembre de 2011 se han perdido 424.800 empleos en el sector público

En una perspectiva global de los dos años de gobierno del PP, el paro sigue siendo muy superior al que había en diciembre de 2011. Entonces la tasa de paro era del 22,85% y hoy es del 26,03%; entonces había 5.273.600 parados y hoy son 5.896.300 los que no tienen trabajo.

Aunque en 2013 España volvió a destruir empleo por sexto año consecutivo, el número de empleos perdidos es el menor desde 2008. Así, en 2013 se destruyeron 198.900 puestos de trabajo (-1,17%), frente a los 600.600 de 2012. El año 2009 fue el que registró la mayor caída de la ocupación, con más de 1,2 millones de puestos de trabajo perdidos. Estos datos apuntan a una estabilización del mercado laboral, pero en ningún caso a una sustancial mejoría. 

Pese a todo, la tasa de actividad, el 59,43%, es la más baja desde el primer trimestre de 2008

De los 198.900 empleos destruidos el año pasado, 77.500 pertenecían al sector privado (-0,55%) y 121.400 al sector público (-4,1%). Es el tercer año consecutivo en el que el sector público destruye puestos de trabajo. El sindicato C-SIF denuncia en una nota que desde diciembre de 2011 se han perdido 424.800 empleos en el sector público.

Poniendo el foco en los detalles, en términos cuantitativos la destrucción de empleo afectó el año pasado más a los extranjeros que a los españoles. En concreto, los extranjeros redujeron su ocupación en 109.000 personas (-5,1%), frente a los 89.900 empleos que perdieron los trabajadores nacionales (-0,6%) el año pasado. Desagregando los datos por nacionalidades, el paro de los españoles descendió en 2013 en 9.600 personas (-0,2%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo bajaron en 59.500 personas (-4,9%), concentrando este colectivo el 86% del descenso anual del desempleo.

Durante el pasado año, el desempleo aumentó entre las mujeres y bajó entre los hombres. De esta forma, el paro femenino creció en 18.200 personas (+0,6%), mientras que el masculino descendió en 87.300 personas (-2,7%). En cuanto a la ocupación, mientras que las mujeres perdieron 74.400 puestos de trabajo el año pasado (-0,96%), los varones perdieron 124.500 empleos, con un descenso porcentual del 1,3%. También la caída de la actividad se dejó sentir principalmente entre los hombres. Al finalizar 2013, había 56.100 mujeres menos que en 2012 en disposición de trabajar (-0,5%), con lo que la tasa de actividad femenina se situó en el 53,31%, una décima menos que en 2012. Entre los hombres, la actividad bajó en 211.800 personas durante el pasado ejercicio, un 1,7%, hasta situarse su tasa en el 65,90%, seis décimas menos que a cierre de 2012.

Con estos datos, la tasa de paro masculina se situó en el 25,31% y la femenina en el 26,87%, dos décimas menos en el caso de los hombres que en el tercer trimestre de 2013, y tres décimas más en el caso de las mujeres. La tasa de paro de los españoles se situó así en el 24,3%, una décima más que en el tercer trimestre, mientras que la de los extranjeros bajó dos décimas, hasta el 36,60%.

La destrucción de empleo en 2013 afectó a todos los sectores, menos a la agricultura

Por sectores, el desempleo aumentó en 2013 en dos de los seis sectores recogidos en la EPA. Donde más se incrementó el paro en valores absolutos fue en el colectivo de parados de larga duración (más de un año en desempleo), con 163.700 parados más el pasado año (+5,9%), seguido de los que buscan su primer empleo, con 88.700 parados más (+18,2%). Entre los descensos, el más significativo en términos absolutos lo registró el sector servicios, con 163.000 parados menos en 2013 (-9,4%), seguido de la construcción, donde el paro bajó en 86.400 personas (-22,3%); la industria, con 53.100 desempleados menos (-18%), y la agricultura, donde el paro cayó en 19.000 personas (-7,1%).

Sin embargo, la destrucción de empleo en 2013 afectó a todos los sectores, menos a la agricultura, que creó 6.800 puestos de trabajo, un 0,9% más que en 2012. 

Todo el empleo destruido el pasado año fue a tiempo completo (-339.300), un 2,3% menos, frente a la creación de 140.400 empleos a tiempo parcial (+5,4%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia descendieron el pasado año en 9.000 personas (-0,3%), lo que situó el número total de empleados por cuenta propia en 3.013.000 personas.