Público
Público

España acepta devolver los piratas a Somalia, dice el patrón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno español ha aceptado enviar a dos supuestos piratas somalíes a su país a cambio de la liberación del atunero "Alakrana", que permanece secuestrado en aguas somalíes desde el 2 de octubre, según declaró el patrón del barco.

La Armada española capturó a los dos somalíes en el océano Índico poco después del secuestro del pesquero y de sus 36 tripulantes, de los que 16 son españoles. Ahora los dos piratas están bajo custodia de la Audiencia Nacional, acusados de 36 delitos de detención ilegal, asociación ilícita y uso de armas con violencia.

"Parece casi seguro que van a mandar los piratas aquí. No sabemos cuándo, si mañana o dentro de una semana, pero parece que los van a mandar", dijo el patrón Ricardo Blach en unas declaraciones recogidas en la web de RTVE.

"Nosotros queremos creerlo, una buena noticia, con la tensión que tenemos aquí. Porque los días van pasando", agregó.

La ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, no se quiso pronunciar sobre esta cuestión.

"Seguimos barajando varias situaciones, porque insisto, no nos cerremos en un único mensaje, que a lo mejor es el que está hoy más en los medios de comunicación, porque hay otros temas que pueden estar influyendo", afirmó en una entrevista en Televisión Española. "Tenemos que tener en cuenta todos y cada uno de los factores".

Espinosa añadió que los marinos, entre los que hay españoles, senegaleses, de Costa de Marfil, Seychelles y Madagascar, se encuentran bien, dentro de su situación, y que sí disponen de agua y alimentos.

Los piratas han dicho que no negociarán una recompensa para liberar al "Alakrana" hasta que sus dos compañeros hayan sido liberados por las autoridades españolas.

"Por la mañana, por gestos, nos decían que nos iban a cortar el cuello. Ahora, el jefe de los piratas está sonriendo", afirmó Blach en unas declaraciones recogidas por el diario El Mundo.

El Gobierno español permitirá que los dos somalíes sean juzgados en España pero que cumplan sus sentencias en Somalia, añadió el periódico, sin citar fuentes.

ACUERDO EN TRES SEMANAS

El Gobierno somalí espera que haya un acuerdo en unas tres semanas, dijo el domingo una fuente próxima al primer ministro del país del cuerno de África.

"El Gobierno español está afrontando una presión creciente de su pueblo y quiere poner fin muy rápidamente a esta crisis de rehenes", dijo la fuente a Reuters. "Pero la situación sobre el terreno es muy dura. Puede que se tarden dos o tres semanas en lograr la liberación de sus compatriotas".

La fuente habló tras el encuentro que tuvo lugar el domingo por la tarde entre el embajador de España en Nairobi, Nicolás Martín Cinto, y el primer ministro del llamado Gobierno de Transición Federal de Somalia, Abdurashid Sharmarke, en la capital keniana. Hay previsto un segundo encuentro para el lunes en el que se trabajará sobre una estrategia para liberar a los rehenes, añadió la fuente.

Por su parte, el Ministerio español de Asuntos Exteriores emitió un comunicado en el que indicó que "se ha evocado la situación de los dos somalíes actualmente detenidos en España. A su vez, se está trabajando en fórmulas de cooperación en distintos ámbitos al objeto de lograr una pronta resolución del secuestro".

Los piratas somalíes que mantienen secuestrado el atunero vasco afirmaron el domingo que tres de los tripulantes continuaban en tierra y no habían regresado al barco, mientras que las autoridades españolas insisten en que los 36 están en la embarcación.

Uno de los piratas añadió que España debe negociar con ellos y no con el primer ministro somalí.

Andrew Mwangura, de la Asociación de Pescadores de África Oriental dijo a Reuters que la última información que tenía indicaba que los tripulantes seguían en tierra.

A pesar de las patrullas de las armadas internacionales en las vías de navegación que conectan Asia con Europa, los piratas han continuado recaudando millones de dólares en rescates por la liberación de los barcos capturados frente a las costas de Somalia. En la actualidad hay secuestrados unos 10 barcos y al menos 187 rehenes.