Público
Público

España arma a países en el límite democrático

Las ONG critican la venta de armamento a países denunciados por incumplir los derechos humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El eslogan de la ONG Movimiento por la Paz: 'Porque la paz es mucho más que la ausencia de guerra', determina en qué consiste la reclamación del pacifismo actual en España. El Gobierno aumentó un 10,4% en 2007 respecto a 2006 las exportaciones de armas -incluídos los países en conflicto- hasta llegar a 923 millones de euros. El aumento ya venía de atrás. Las exportaciones bélicas desde España se duplicaron en 2006 respecto al año anterior hasta llegar a 845 millones.

Las organizaciones aprovecharon la celebración de este domingo del Día Internacional de la Paz para alertar sobre los deberes pendientes que tiene España para liderar la lucha pacifista.

Después de la batalla ganada en el terreno de las bombas de racimo, prohibidas desde el pasado 28 de mayo, las ONG centran ahora las demandas en el comercio de armas. Greenpeace, Amnistía Internacional, Intermón Oxfam y la Fundació per la Pau han alertado sobre la cuestión, pero el efecto no ha sido disuasorio.

El aspecto más peligroso de las exportaciones es el destino de las armas. Colombia, India, Indonesia o Pakistán, países con graves conflictos armados abiertos, figuran entre los principales clientes de España. Así se lo han hecho saber a los diputados las organizaciones que entregaron la pasada semana un análisis de las estadísticas. Las ONG acusan al Gobierno de incumplir el Código de Conducta de la Unión Europea para las exportaciones de armas y la propia legislación española que incorpora esas recomendaciones.

Ley de comercio de armas

Entre los criterios asumidos por España con la aprobación de la nueva ley de comercio de armas el pasado diciembre aparece el 'respeto de los derechos humanos en el país de destino final'. Este concepto impide expedir una licencia de exportación 'cuando exista un riesgo manifiesto de que la exportación propuesta pueda utilizarse con fines de represión interna'.

Entre los países de destino de armamento español se encuentra Marruecos o Venezuela, países que han sido denunciados por distintas ONG por no respetar los derechos humanos.

En el país que dirige Hugo Chávez el último caso conocido por la opinión pública de lesión a los derechos humanos tuvo lugar el pasado viernes, cuando las autoridades venezolanas expulsaron del país al representante en América de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco. Su organización había publicado un informe por parte de estque denuncia la 'pérdida de oportunidades' de Venezuela en la última década en el avance de los derechos humanos.

La organización Movimiento por la Paz añade otros campos de batalla en la lucha pacifista. En su opinión, otros de los principales objetivos desatendidos son el fin de las desigualdades económicas y la erradicación de la pobreza. Así lo manifestaron ayer en la presentación en Madrid de un decálogo con motivo de la efeméride pacifista, establecida por las Naciones Unidas el 21 de septiembre.

Objetivos del Milenio

Movimiento por la Paz recalcó que muchos conflictos cerrados en su fase bélica, como el de los Balcanes, necesitan mayor impulso para 'recuperar la normalidad y comenzar la estabilidad democrática', señaló Francisca Sahuquillo, presidenta deesta organización.

En su decálogo pacifista, la ONG reclama más compromiso con los Objetivos del Milenio, las metas que se fijaron en 2000 para reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre con el horizonte 2015. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pedirá en Nueva York el próximo miércoles en la asamblea de la ONU más dinero para estos objetivos.