Público
Público

España asombra, Suiza convence; Inglaterra y Dinamarca decepcionan en el Europeo sub'21

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sobresaliente juego de España, la convincente actuación de Suiza y los fracasos de Dinamarca e Inglaterra han sido lo más destacado de la primera fase del Europeo sub'21, que se disputa en este país escandinavo.

Ningún equipo ha estado cerca del nivel exhibido por España, que tras un comienzo irregular contra Inglaterra (1-1), dio un golpe de autoridad de juego y resultados pasando por encima de la República Checa (2-0) y de Ucrania (3-0) para acabar como primera del grupo B.

La magia de Thiago, firme candidato al galardón de mejor jugador del torneo, los galones de Javi Martínez, la personalidad de Mata, la brillantez de Ander Herrera, el descaro de Muniáin y el olfato goleador de Adrián, además de la solidaridad del equipo y la solidez defensiva, resumen las excelencias del equipo de Luis Milla.

España al margen, el Europeo ha tenido un nivel discreto. Pero la emoción por lo apretado de la clasificación ha dado vida a un torneo donde la excelencia futbolística ha brillado por su ausencia.

Sólo Suiza ha mostrado una imagen sólida, solventando con suficiencia sus partidos: primero sorprendió a Dinamarca (1-0) y luego despachó a Islandia (2-0) y a Bielorrusia (3-0) para firmar una primera fase inmaculada con tres triunfos y ningún gol encajado.

El hábil Shaqiri, autor de un golazo en el debut; y el potente Emeghara brillan en una Suiza donde Mehmedi y Frei ponen el gol.

Junto a Suiza, que se medirá a la República Checa en semifinales, pasa Bielorrusia, beneficiada de un triple empate inesperado y con sólo tres puntos, un hito en una fase final de un Europeo sub'21.

Bielorrusia ha sobrevivido a varias bajas de peso, empezando por su delantero Yurchenko, el ejecutor de Italia en el 'play off' previo, que lesionado ni siquiera ha podido viajar a Dinamarca.

Pero el gol de Baga contra los daneses ha sido clave a la hora de resolver el empate del que salió beneficiado un equipo que tiene en el contraataque su mejor arma y que será el rival de España en semifinales, un papel que parecía reservado al conjunto anfitrión.

Dinamarca tenía todo a su favor: un sorteo benévolo, el apoyo de la grada y un equipo potente, encabezado por Eriksen, la perla del Ajax; Joergensen, del Leverkusen; y Nicki Bille, del Villarreal B.

Pero su petardazo ha sido notorio: empezó mal contra Suiza, luego remontó a Bielorrusia (2-1) y cuando le bastaba un empate frente a Islandia, los nervios le pudieron y acabó derrotada (1-3) en un partido bochornoso que acabó mandándola al último puesto del grupo.

No menos rotundo es el fracaso de Inglaterra, aunque el equipo de Stuart Pearce ya venía con el billete para los Juegos de Londres por su condición de organizador, lo que le restaba presión.

Las bajas a última hora de hombres como Gibbs, Carroll y Wilshere debilitaron de forma notable al equipo inglés, que no obstante presentó un once plagado de jugadores de la Premier League.

Pero Inglaterra ha ofrecido una imagen muy pobre, lastrada también por los timoratos planteamientos de Pearce, y se va sin ganar un solo partido, con dos empates y una derrota.

Henderson, recién fichado por el Liverpool por una cifra millonaria, no mostró nada, al igual que otros jugadores como Rose o Rodwell, y solo el delantero Welbeck y sus poderosos laterales, en especial Walker, estuvieron a un buen nivel.

Sí cumplió en cambio la República Checa, que venía con el cartel de único equipo invicto en la fase de clasificación, aunque estuvo por debajo de lo esperado contra España en un partido en el que el juego duro fue su única respuesta a la superioridad del rival.

Los checos, un equipo muy físico, mostraron una imagen más presentable contra Ucrania (2-1) y sobre todo contra Inglaterra (2-1), con una remontada en los minutos finales.

Ahí se redimió con el gol del triunfo el gigantón Pekhart, "pichichi" en la fase previa con 9 tantos, y que aún no ha justificado la fama de la que venía precedido.

Islandia, debutante en un Europeo sub'21, pagó la novatada, pero salvó la cara derrotando a Dinamarca, un duelo que siempre tiene un componente emocional añadido para la antigua colonia danesa.

Ucrania pasó de puntillas por el torneo y solo contra Inglaterra se vio su mejor versión, conducida por Konoplyanka, un fino extremo.

El Europeo entra ahora en su recta final, con España y Suiza como claros favoritos para disputarse el título y con un premio de consolación nada despreciable para quien quede tercero: el otro billete para los Juegos de Londres.

Anxo Lamela