Público
Público

España, clara favorita en la Davis pese a las dudas sobre Nadal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España disputando la Copa Davis sobre tierra batida y frente a su público es prácticamente lo más seguro que puede haber en el tenis, y sólo porque Rafael Nadal parezca de repente vulnerable República Checa no va a olvidar que su contrincante es la favorita.

España llega a la final de este fin de semana como campeona y con muchos motivos para que al equipo le agrade volver al Palau Sant Jordi de Barcelona, la pista cubierta que fue el escenario de su primera "ensaladera" en 2000.

Nadal tuvo dificultades para ganar un solo set en el World Tour Finals de la ATP de la semana pasada, pero tanto él como el resto del equipo son consumados tenistas sobre tierra batida, por lo que subestimarlos sería poco inteligente, por decir algo.

"Somos intrusos en Barcelona", dijo el número uno de los checos, Radek Stepanek, al periódico Mlada Fronta Dnes.

"¿Tener en cuenta el fracaso de Nadal en Londres? Eso no cuenta. En el momento que pise la tierra batida de Barcelona, será un jugador completamente diferente", añadió.

Nadal, tetracampeón del Abierto de Francia, encabeza un formidable conjunto en el que también figuran Fernando Verdasco, número nueve del mundo, David Ferrer (decimoctavo) y Feliciano López (en el puesto 47).

El capitán, Albert Costa, formó parte del equipo que ganó a Australia en un enfrentamiento memorable en el Palau en 2000, cuando numerosos aficionados se quedaron afónicos por animar a los españoles.

FUERZA IRRESISTIBLE

De su paso por Londres se desprende que Nadal aún no ha recuperado la fórmula mágica de fuerza, habilitad y autoconfianza plena que le había convertido en una fuerza irresistible antes de que la tendinitis le apartara de las canchas esta temporada, impidiéndole jugar en Wimbledon e impidiéndole acabar el año como número uno del mundo.

Su tío y entrenador, Toni Nadal, ha despertado la preocupación al decir que la moral del número dos del mundo ha caído, pero el tenista no opina lo mismo.

"Mi tío tiene su opinión (pero) mi moral está bien, absolutamente normal", dijo Nadal esta semana a los periodistas en España. "Estoy encantado de estar aquí y de llegar a esta final con la intención de ganarla".

Junto con Stepanek, el número doce del mundo, los checos pondrás sus esperanzas en Tomas Berdych, vigésimo de la ATP, mientras que es poco probable que Jan Hajek y Lukas Dlouhy, que también están en el equipo, salten a la pista.

Como siempre en la Davis, la final se decidirá al mejor de cinco partidos, con dos enfrentamientos individuales el viernes, seguido de los dobles el sábado y los dos individuales restantes el domingo. El sorteo del jueves decidirá el orden de los partidos individuales.

Si España gana, se convertirá en el primer equipo que defiende con éxito su título desde que Suecia lo hiciera en 1998.