Público
Público

España se clasifica primera para la final de sincronizada en estilo libre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El equipo español de natación sincronizada se clasificó hoy en primera posición para la final de combinada en estilo libre en el Mundial de Natación de Roma 2009, que se celebra hasta el próximo 2 de agosto en la capital italiana.

Las españolas, que nadaron al ritmo de la balada rock "Starways to Heaven" del grupo británico Led Zepellin, obtuvieron una puntuación global de 97.500 y se impusieron al resto de participantes, un resultado que, de repetirse como ha ocurrido con el resto de categorías de natación sincronizada, supondría mañana el primer oro para España en el Mundial de Roma.

España, que ejecutó su ejercicio en décimo lugar, llevó a las piscinas del Foro Itálico de Roma a Clara Basiana, Alba Cabello, Ona Carbonell, Raquel Corral, Margalida Crespi, Andrea Fuentes, Thais Henriquez, Paula Klamburg, Gisela Morón e Irina Rodríguez.

Las españolas, que contaban en el equipo con la reciente medalla de plata por parejas en rutina técnica Andrea Fuentes, obtuvieron una calificación en mérito técnico de 9.8, 9.8, 9.7, 9.7 y 9.8, mientras que las puntuaciones en impresión artística fueron de 9.8, 9.9, 9.8, 9.2 y 9.6.

Poco después de la ejecución del ejercicio, y cuando ya sabían casi por seguro que pasarían primeras a la final, las españolas mostraron su confianza en alcanzar mañana el máximo metal, aunque no sucumbieron ante el optimismo y quisieron también transmitir cautela.

"Hay que nadarlo primero, es una rutina de riesgo", comentó la seleccionadora nacional, Anna Tarrés, quien explicó que primero para alcanzar el oro hay que "asegurar todos los elementos de riesgo".

Lo cierto es que las españolas supieron imponerse al resto de rivales en una clasificatoria en la que las grandes ausentes fueron las rusas, hasta ahora grandes vencedoras de la sincronizada, y en la que las chinas quedaron segundas con una valoración de 96.666 con una clara apuesta por la música lírica.

Y mientras China se movía en la lírica, las canadienses, que pasaron a la final de mañana como terceras, nadaron con ritmos mucho más modernos y metálicos, con varias acrobacias que les valieron una gran ovación del público y una puntuación de 96.000.

Fuentes afirmó que la buena valoración de los jueces hoy al ejercicio de España se debe a que éste es "bueno" y no a una recompensa por los segundos puestos concedidos hasta ahora a la natación sincronizada española en las piscinas del Foro Itálico de Roma.

"Yo creo que lo podemos mejorar, incluso", dijo la nadadora española, quien esta mañana se adjudicó la plata por parejas en rutina técnica junto a Gemma Mengual, ausente hoy del combinado de España en estilo libre.

Sea como fuere, la seleccionadora española espera que mañana llegue la "recompensa" de los jueces al "esfuerzo" que España está haciendo en natación sincronizada con sus ejercicios.