Público
Público

España coloca 2.468 millones de deuda a un interés 26 puntos menor

Se trata de la quinta vez consecutiva que logra reducir la rentabilidad de sus emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tesoro Público adjudicó este jueves 2.468 millones de euros en obligaciones a diez años con un interés del 5,220%, 26 puntos básicos por debajo de la anterior puja, con lo que por quinta vez consecutiva ha logrado reducir la rentabilidad de sus emisiones. Como en ocasiones anteriores, la demanda de las entidades (3.799 millones) ha superado con mucho el importe finalmente adjudicado.

El martes pasado, el Tesoro colocó con éxito 6.100 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, con el menor interés desde noviembre de 2010 y una respuesta abrumadora de los inversores.

Por el contrario, en la anterior subasta de obligaciones a diez años, que tuvo lugar el 16 de diciembre, el Tesoro se vio obligado a aplicar el mayor interés marginal desde el año 2000.

La rentabilidad de la emisión de este jueves es también inferior a la de la emisión sindicada de obligaciones del 17 de enero, en la que el Tesoro colocó 6.000 millones con un cupón del 5,50 % y una rentabilidad del 5,60 %, superior a la de la anterior subasta de estas características, que fue del 5,49 %.

Fuentes del Ministerio de Economía indicaron que ese tipo de emisiones sindicadas, en las que no participan las entidades 'creadoras de mercado', se celebra dos veces al año, a comienzos y a mediados de año. El Tesoro adjudicó también 997 millones de euros, de los 1.526 solicitados por las entidades, en obligaciones con vencimiento en 2037 y un interés marginal del 5,97 %.

La menor rentabilidad ofrecida por España en su emisión, un signo de que los mercados comienzan a superar su desconfianza sobre la deuda soberana española no se reflejaba en la prima de riesgo, que se mide con el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo.

La prima de riesgo país comenzaba la sesión en 211 puntos básicos, tres más que la víspera, y se elevaba hasta 213 minutos poco después de celebrarse la emisión. España aún debe afrontar este mes otra subasta de deuda, de letras a tres y seis meses.